El bloque justicialista del Senado advirtió ayer, en un plenario de comisiones en el que se debate el proyecto de ley que suspende los aumentos de tarifas de los servicios públicos, que firmará dictamen el próximo martes a menos que el Poder Ejecutivo presente una propuesta "racional" de readecuación de los precios de las boletas de gas, electricidad y agua.

La postura del peronismo fue explicitada por el jefe del bloque, Miguel Ángel Pichetto, quien consideró que la aprobación de la Cámara de Diputados "constituye una norma para enviar un mensaje" al Gobierno.

Durante la discusión que se llevó adelante ayer en el seno de las comisiones de Derechos y Garantías, Presupuesto y Hacienda y Minería, Energía y Combustibles, el oficialismo, en tanto, planteó la conveniencia de convocar para la próxima semana a gobernadores, empresas distribuidoras de energía y a Cammesa, la administradora del mercado mayorista eléctrico.

"Queremos que los gobernadores den su opinión porque acá hay una intromisión sobre la competencia de las provincias", propuso el jefe del interbloque de Cambiemos, el formoseño Luis Naidenoff.

El plenario contó con la presencia de más de cuarenta senadores, entre los que se contaban varios que no pertenecían a ninguna de las comisiones. Se decidió pasar a un cuarto intermedio para el próximo martes, a las 11. "Si ese día, a las 19, el Gobierno no presenta una propuesta superadora vamos a firmar el dictamen", anticipó el peronista chubutense Mario Pais.