El Gobierno nacional activó ayer, a través de los ministerios de Energía, y de Producción, un régimen de tarifas diferenciales para empresas manufactureras ‘electrointensivas‘, con una reducción de ‘hasta 20 por ciento‘ sobre el precio medio de compra de la electricidad con un límite de consumo de 15 mil megavatios hora, con vigencia retroactiva a febrero de este año y hasta el 31 de diciembre de 2019.


Este beneficio tendrá un fuerte impacto en San Juan ya que implica un alivio concreto para sostener la producción en una de las empresas clave de la economía local: Electrometalúrgica Andina (EMA). 


La medida fue dispuesta por el Gobierno nacional mediante una resolución conjunta de ambos ministerios, publicada ayer en el Boletín Oficial, que establece también un precio diferencial al consumo de energía por parte de usuarios ‘ultraelectrointensivos‘ durante el período abril de 2017-diciembre de 2019, a razón de 18 dólares el megavatio hora.


En el caso del régimen para los usuarios electrointensivos, cuyo número ronda las 800 empresas de diversos rubros de actividad, desde la cartera de Energía se estimó que su aplicación implicará un costo fiscal anual de 750 millones de pesos, y se detalló que comprende a Grandes Usuarios de Distribución (Gudis), con demanda de potencia igual o superior a 300 kilovatios. Asimismo, la resolución establece que recibirán el mismo beneficio tarifario las empresas categorizadas como grandes usuarios directos del Mercado Eléctrico Mayorista (Guma, Gume, o Gupa), que habían registrado muy fuertes aumentos en sus facturas cuando el año pasado Energía activó la reducción de subsidios a esta tarifas. 


El esquema dispuesto para los usuarios ultraelectrointensivos alcanza por ahora a 3 empresas (Aluar, Globe y EMA) compañías para las cuales la energía eléctrica ‘constituye una materia prima de su proceso productivo‘, y ‘su consumno específico sea igual o superior a 5 kilovatios hora por cada kilogramo de producto elaborado‘, puntualizó la resolución. Para estos casos el precio inicial de 18 dólares el MW/h variará (a la suba o a la baja) en función del precio internacional de los productos que elaboran. 


Asimismo, la resolución establece como condiciones a esta firmas que ‘deberán acreditar anualmente que no se produjeron reducciones a su nómina de personal generadas en despidos injustificados‘, que ‘no incurrieron en conductas de infracción a la Ley de Defensa de la Competencia‘, y la aplicación de mejoras de eficiencia energética en sus procesos productivos. 


La reducción tarifaria para los electrointensivos implica un promedio de 11% dado que, hasta un consumo menor o igual a 4.500 megavatios hora anuales se aplicará una rebaja de 20%, para el consumo de entre 4.500 y 9.000 megavatios el descuento será de 10%, y será de 5% cuando el consumo de energía exceda los 9.000 MW/h y hasta un techo de 15 mil megavatios hora, detallaron fuentes de la cartera energética. 


Las empresas interesadas en acceder a los beneficios tarifarios podrán realizar sus presentaciones hasta el 30 de junio próximo ante el ministerio de Producción, y será esta cartera la que realice mensualmente el cálculo del precio diferencial aplicable a cada beneficiaria y lo comunique a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA).

 

Una tregua judicial

A la fecha estas empresas no están pagando el aumento del precio de la energía que el Gobierno dispuso el año pasado, dado que interpusieron en la Justicia cautelares que frenaron su aplicación. En Energía estiman que con esta resolución esa cautelares cesarán en su vigencia y que las compañías comenzarán a pagar.