Las llamas devoraron campos, generaron cortes de rutas y mataron animales. No hubo víctimas humanas. Los relevamientos de Defensa Civil indicaron que las tormentas eléctricas causaron el inicio de los incendios. "Los rayos encendieron pastizales que con alta temperatura y baja humedad se transforman en materia combustible", dijo el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, al recorrer las zonas afectadas junto al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo.

 

 El ministro de Ambiente, Sergio Bergman

 

En la zona se está trabajando con helicópteros y aviones hidrantes, más soporte terrestre con autobombas 4 x 4, vehículos más livianos que los tradicionales para que puedan entrar y salir de terrenos a campo abierto. La dificultad para apagar el fuego fue explicada por los funcionarios como la ecuación 30-30-30: "Cuando hay 30% de humedad, vientos de 30 kilómetros por hora y 30 grados de temperatura es muy difícil apagar los incendios".