El presidente Mauricio Macri dijo hoy que sólo "poniendo la verdad sobre la mesa se pueden comenzar a corregir los problemas", entre los que destacó la pobreza, al inaugurar un comedor en la provincia de Santiago del Estero, acompañado por Margarita Barrientos.

 

Macri hizo llamó a formar "un equipo de 40 millones de argentinos" para ser un país"imparable" que genere "oportunidades de trabajo y desarrollo para todos".

 

Al inaugurar el comedor comunitario "Isidro Antúnez", en el distrito santiagueño de Añatuya, el jefe de Estado se mostró acompañado por la primera dama, Juliana Awada, y la referente social y fundadora de Los Piletones, Margarita Barrientos.

 

"Gracias por creer y entender que juntos somos imparables y, como dijo Margarita, tenemos que hacer un equipo de 40 millones de argentinos y así realmente vamos a ser imparables y va a haber oportunidades de trabajo y desarrollo para todos", subrayó el mandatario.

 

También estuvieron presentes la gobernadora de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala; y los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Desarrollo Social, Carolina Stanley; y de Transporte, Guillermo Dietrich.

 

Más temprano

 

La fundadora del comedor Los Piletones, la santiagueña Margarita Barrientos, manifestó que "es un orgullo" recibir hoy al presidente Mauricio Macri en la localidad de Añatuya para dejar inaugurado el comedor y albergue comunitario ‘Isidro Antúnez‘, en homenaje a su esposo recientemente fallecido.

 

"Con el presidente Macri tenemos una linda amistad, hace 21 años que lo conozco y es un orgullo y maravilloso contar con su presencia aquí y que venga a visitar mi ciudad natal", dijo Barrientos.

 

En diálogo con periodistas y momentos previos a la visita presidencial, la humilde mujer indicó que la construcción del nuevo comedor es producto de "un sacrificio muy grande de la familia y de mi esposo, que dio su vida aquí, trabajando en este proyecto que hoy ponemos en marcha y lleva su nombre".

 

"Vamos a seguir trabajando en otros proyectos, por los niños, las madres y las familias, para que tengan lo que se merecen y ojalá no tengan que existir los comedores, si trabajos dignos en los que las familias elijan lo que quieran comer", concluyó.