Un grupo de alrededor de diez personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el presidente Mauricio Macri hacia el evento de inauguración del Centro de Interpretación e información Turística de Villa Traful, en Neuquén. De ese modo, los agresores rompieron dos de los vidrios del rodado.
 

"Un grupo de alrededor de 10 personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el Presidente hacia el evento de inauguración del Centro de Interpretación e información Turística de Villa Traful, provocando la rotura de dos vidrios del rodado", indicó la Casa Rosada a través de un comunicado de prensa. Y resaltó que "la agenda del jefe de Estado continúa en forma normal".

 

Tras el hecho de violencia, durante su discurso, Macri dijo que la Argentina necesita tener "un futuro para todos, sin violencia, de nada sirve estar divididos".

 

Macri ya había sufrido una agresión similar en agosto pasado en Mar del Plata. Militantes de organizaciones sociales y de familiares de desaparecidos durante la última dictadura lo abuchearon durante un acto que compartió con María Eugenia Vidal para anunciar obras públicas. Tras los discursos, un grupo de manifestantes lanzó piedras contra los vehículos en los que viajaba Macri y la comitiva oficial.

 

Fuente: Télam