En su segundo discurso de apertura de sesiones del Congreso como presidente, Mauricio Macri ofreció un balance de su primer año de gestión e hizo hincapié en la transparencia. A lo largo de su presentación, el Mandatario emitió una vez más a críticas al "relato" kirchnerista, apoyó la minería y dedicó un mensaje a los docentes.

 

"Superamos lo más difícil de esta transición y el país está cambiando: la Argentina se está poniendo de pie", manifestó el jefe de Estado al iniciar su discurso. "Siempre supimos que el camino iba a ser difícil, por los que se resisten, los que ponen palos en la rueda. Tenemos que poner el hombro, pero estamos logrando cambios, sentando las bases sobre las que un país crece. Tenemos que cambiar las cosas en serio", agregó.

 

Más adelante se dedicó a criticar y diferenciarse del kirchnerismo al enfatizar: "Hay menos relato y más verdad". "No creemos en los liderazgos mesiánicos, hay que aportar soluciones, dialogando y trabajando juntos", dijo. El Presidente señaló que se trazó "100 prioridades" pero enfatizó: "Mi principal preocupación y prioridad es reducir la pobreza, gobernar es la tarea humana de acompañar y cuidar a quienes necesitan del Estado".

 

"La presencia del Estado se traduce en obras de infraestructura social. No podemos permitir que haya 12 millones de argentinos viviendo en villas, sin agua ni servicios básicos. Hablo de esto cuando digo que estamos sentando bases: identificamos las zonas más críticas y este año vamos a mejorar situación de 384.000 familias", dijo respecto al índice de pobreza, que supera los 30 puntos.

 

 

Sumado a eso, se refirió a los docentes y resaltó la importancia de la educación en medio del conflicto que no logra saldarse por la discusión paritaria. "Necesitamos docentes formados, motivados y reconocidos, enseñen donde enseñen tienen que poder tener un salario digno", dijo el Mandatario.

 

La temperatura subió cuando se refirió a los gremios. "Para cuidar a los docentes...", comenzó Macri en medio de interrupciones. Y continuó por fuera del libreto: "No creo que –Roberto- Baradel necesite que nadie lo cuide... les pido una ley que agrave las penas a aquellos que agreden a los docentes". Se refirió así al titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), que está en pie de guerra con el Gobierno tras sucesivos rechazos a la oferta salarial para este año.

 

Por otro lado, se refirió a la economía del país y dedicó un párrafo a la industria minera. "Tenemos que encontrar entre todos manera responsable de aprovechar la gigantesca potencialidad minera que tenemos, cuidando el medio ambiente y favoreciendo a la gente".

 

Luego, aseguró que "la inflación estará bajo control". "Es tóxica, destruye el salario de los trabajadores", agregó. El Presidente dijo que en 2016 "el BCRA cumplió con sus metas" y que el objetivo para el 2017 es tener una inflación entre el 12 y el 17%. "Salimos del default, que nos asiló durante 15 años. Eso nos permitió incorporarnos al mundo y tener credibilidad internacional", sostuvo Macri y resaltó las medidas de "sinceramiento fiscal y pago a los jubilados".

 

 

 

 

También se refirió a una "reforma tributaria". Pidió terminar con las "actitudes oportunistas" y llamó a que la Nación y las provincias tengan "una discusión con generosidad y visión de largo plazo". Admitió, en tanto, que está pendiente "la reforma de la ley de coparticipación".