TN, el principal jugador cordobés del mercado mayorista de turismo emisivo, cerró ayer sorpresivamente sus operaciones y comunicó que entrará en quiebra, aunque no se precisó qué juzgado llevaría el trámite. La cara de TN, Alejandro Seisdedos, envió a empleados y a agencias de viajes un e-mail en el que anunciaba que la empresa desaparecería y apagó el celular. Con insistencia lo llamaron desde la Secretaría de Turismo de la Nación y desde la Asociación Cordobesa de Agencias de Viajes, pero nada: se esfumó tras su publicación en redes sociales.

Las primeras estimaciones extraoficiales son que en el exterior hay unos 400 pasajeros que viajaron a través de servicios contratados por TN, quienes quedarían varados. El propio empresario lo anunció en esa carta destinada a las agencias minoristas: “Muchos de sus pasajeros están ahora en destino y no van a tener ningún problema, regresarán a su casa. Muchos de sus pasajeros están en viaje ahora y, efectivamente, sí tendrán que enfrentar grandes y tensas situaciones, debido al bloqueo de servicios por parte de los receptivos que no han recibido la totalidad de los pagos”.

Unos párrafos más abajo, en los que vaticinaba las próximas horas, agregó: “Los coordinadores darán aviso al Consulado argentino en destino (para) pedir soporte, asesoramiento o contención, en caso de creerlo necesario”.

En 2015 la empresa TN tuvo serias dificultades, tras la primera devaluación. Ayer, la base de datos del Banco Central de la República Argentina, TN aparecía con una deuda de tres millones de pesos, pero en situación 1, es decir con normalidad en los pagos a los bancos Santander (2,4 millones de pesos) y Córdoba (480 mil pesos). El empresario aseguró en la carta que la incontrolable devaluación de las últimas semanas lo jaqueó.

Según las palabras del empresario: “La situación económica de TN fue complicada desde la primera devaluación de 2015, pero salimos a flote cuando muchos nos creyeron hundidos. Se salió de otra gran crisis el año pasado, pero nunca terminamos de acomodarnos definitivamente. Fuimos prolijos, dedicamos muchísimas horas de trabajo, mucho esfuerzo, pero la última devaluación termina tirando por la borda todo”, escribió.

Operadores y autoridades consultadas respecto de cuántos pasajeros podrían ser afectados por la quiebra de TN coincidieron en que alrededor de 400 quedaron varados y unos dos mil que tenían viajes contratados para las próximas semanas tendrán graves dificultades. Además, un grupo no especificado venía pagando sus viajes para el año que viene, porque TN mantuvo hasta último momento las ventas.