El fútbol primero. Antes de ir a los formal, Macri y Putín intercambiaron impresiones sobre lo que dejó el Mundial que organizó Moscú. Hubo felicitaciones y una invitación para la Selección Argentina.

 

 

Tres horas después de haber pisado el suelo de Johannesburgo, el presidente Mauricio Macri mantuvo ayer reuniones bilaterales con sus pares de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, en el marco de la cumbre de los BRICS que se realiza en Sudáfrica y a la que asiste en carácter de presidente del G20.

Macri se encontró primero con Putin y posteriormente con Xi Jinping. Ambos encuentros sirvieron para estrechar los lazos y con el objetivo de captar inversiones.

Según informaron desde Presidencia, antes de comenzar la reunión con Putin, los presidentes mantuvieron un breve diálogo sobre el Mundial de fútbol que recientemente finalizó en Rusia. El presidente argentino lo felicitó por la organización del Mundial. Y el ruso le dijo que le hubiera gustado que fuera, pero Macri le dijo que "las exigencias en Argentina no se lo permitían".

Macri puso de relieve el destacado papel que cumplió el seleccionado ruso, que llegó a cuartos de final, y calificó de "excelente" el nivel de organización de la Copa.

Putin, en tanto, le propuso a Macri que Argentina participe de una copa organizada por Rusia que disputarían seleccionados latinoamericanos en los estadios que se utilizaron en el Mundial.

"Rusia es actor clave en el mundo y un socio estratégico para la Argentina. Estamos avanzando mucho en diferentes campos", afirmó Macri en la reunión, que se celebró en Johannesburgo, en el marco de la X Cumbre del bloque de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), a la que asiste como invitado.

Argentina ostenta la presidencia temporal del G20 y, bajo esa premisa, Macri participará hoy en la sesión de trabajo del grupo "BRICS Plus", una iniciativa diseñada para aumentar la cooperación sur-sur.

"Nuestras relaciones son exitosas, el intercambio nuestro crece y queremos ampliar esa cooperación", expresó Putin.

Macri valoró positivamente la llegada de recientes inversiones rusas a Argentina y citó como ejemplo a la empresa TMH y su desembolso de 3 millones de dólares para reactivar un taller ferroviario.

"Queremos ampliar las inversiones en el parque ferroviario y para eso tenemos en la Argentina ambiciosos planes de Participación Pública Privada para el desarrollo de la infraestructura (...). Por eso, es importante que firmas rusas sigan compitiendo y presentándose a licitaciones", destacó.

Macri también le expresó "entusiasmo" a Putin por una mayor apertura en el área agroindustrial e indicó que Argentina podría exportar a Rusia embriones y semen bovinos, huevos fértiles y maquinaria agrícola.

También le propuso que empresas rusas participen en la exploración y explotación de uranio en el sur de Argentina.

Las negociaciones en el seno del G20, la política nuclear y el Acuerdo de París (2015) para luchar contra el cambio climático fueron otros de los temas abordados.

Argentina exporta a Rusia principalmente alimentos, mientras que las importaciones las protagonizan el gasóleo, los fosfatos, abonos y el caucho, entre otros.

Macri también se entrevistó con el presidente de China, Xi Jinping, y con el primer ministro de la India, Narendra Modi. El premier le confirmó al presidente argentino que asistirá a la cumbre de líderes del G20 a finales de año en Buenos Aires. Además, Macri adelantó que en enero próximo visitará la India y le anticipó a Modi que "puede ser un punto de partida para aumentar el intercambio comercial entre el país asiático y el bloque Mercosur, especialmente en agro, minería y energía".

Hoy viernes, última jornada de la cumbre, Macri se reunirá con el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; el de Brasil, Michel Temer. Los países BRICS son hogar de algo más del 40 % de la población mundial y su participación total en la economía mundial ha aumentado del 12 % al 23



 

*Tientan a China para invertir en Vaca Muerta

 

Libre comercio. Macri y Xi Jinping respaldaron el libre mercado frente al proteccionismo impuesto por Donald Trump.

 

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y China, Xi Jinping, coincidieron ayer en la importancia de "fortalecer la relación estratégica" entre ambos países que tiene como principal meta la construcción de una central nuclear por parte de China en Argentina en 2022.

En el cara a cara durante la Cumbre del BRICS, el argentino reiteró la invitación a su colega chino para participar en la Cumbre del G20 que se celebrará en Buenos Aires del 30 de noviembre al 1 de diciembre próximos y que coincidirá con la visita de Estado de Xi a fines de noviembre. Además, Macri agradeció a Xi "el respaldo que China brindó a la Argentina para el acuerdo con el FMI. Por su parte, Xi Jinping invitó a Argentina a participar en la Feria de Shanghai, que este año ofrecerá "una gran oportunidad para diversificar y ampliar mercados, particularmente para los productos agropecuarios argentinos".

Se analizaron también el desarrollo de emprendimientos conjuntos en diferentes áreas, como las industrias naviera y aeronáutica y la posibilidad de que China participe en proyectos de explotación de gas y petróleo en Vaca Muerta. Por otro lado, Macri abordó con Xi "el crecimiento del turismo chino en la Argentina y las favorables perspectivas que se presentan a futuro en este segmento".