En el lugar. El gobernador chubutense, Mariano Arcioni, llegó ayer a Epuyén y se reunió con la mesa de contingencia que trabaja contra la enfermedad.

La directora provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología del Ministerio de Salud del Chubut, Teresa Strella, aseguró ayer que el brote actual de hantavirus (que ya mató a 10 personas y dejó 28 casos más confirmados) modificará el abordaje de la enfermedad "a nivel nacional", ya que "se incorpora la vía de transmisión persona a persona como hipótesis concreta". Hasta ahora "se contemplaba como forma única de transmisión de la enfermedad a la inhalación de partículas virales provenientes de las heces, orina o saliva de roedores infectados", explicó.

El cuadro clásico que se solía poner como ejemplo era el de un poblador de la cordillera que ingresaba a un galpón para buscar leña y pisaba heces del ratón, diseminando un "spray" con partículas que eran aspiradas por la víctima y una vez en el cuerpo humano, provocaban la enfermedad. De las 23 "especies" de hantavirus que existen alrededor del mundo, el "Andes" es aparentemente el único que se puede transmitir de persona a persona, una vez que llegó al cuerpo humano transportado por el "ratón colilargo", típico de la cordillera andino-patagónica tanto del lado argentino como chileno.

"Hasta ahora se tenía a la forma ambiental como la causa más frecuente de transmisión y la transmisión interpersonal era una hipótesis, pero a partir de este evento (el brote de Epuyén) se va a agregar a los protocolos de abordaje la transmisión de persona a persona a nivel nacional", afirmó la funcionaria.

Por su parte, el ministro de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, afirmó que el aislamiento respiratorio de las personas con hantavirus, que ya afectó a 94 pobladores de Epuyén y localidades cercanas de la cordillera provincial, ayudará a "erradicar el brote en las próximas semanas". Y agregó que es la principal medida para "cortar la transmisión".