Una niña de 11 años que fue abusada sexualmente accederá a un aborto legal luego de que la práctica sea autorizada por la madre y la Justicia. 

 

La Justicia determinó que la menor quedó embarazada producto de una violación sucedida en los últimos meses en la localidad de Villa Dolores. Por el hecho, fue detenido e imputado un hombre de 58 años, ex pareja de la madre de la víctima.

 

"El caso comienza con la noticia que la da el personal que había atendido a la niña. Comienza la investigación y se cita a la madre para corroborar los hechos, y posteriormente hicimos Cámara Gesell", señaló el fiscal de Villa Dolores, Sergio Cuello.

 

Cuello confirmó el pedido de la mujer y consideró que "no queda lugar a duda" que la interrupción del embarazo "se tiene que aplicar".

 

En ese sentido, remarcó que la discusión ya quedo "zanjada" cuando en 2012 la Corte Suprema de Justicia determino mediante un fallo que las mujeres violadas, sean normales o insanas, podrán practicarse un aborto sin necesidad de autorización judicial previa ni temor a sufrir una posterior sanción penal.

 

Además, aclaró que el Ministerio Público Fiscal "no intervino en absoluto" en la solicitud de la madre de interrumpir el embarazo de su hija.

 

Cuello preciso que el abusador, de 54 años, "tenía una relación con la familia pero no es un familiar directo". El hombre está detenido y tiene antecedentes.

 

Además, el fiscal solicitó que se preserven muestras del embrión para, mediante análisis de ADN, sumar pruebas contra el acusado.

 

Lo que le suma aberración al caso es que la menor también había sido abusada cuatro años atrás por otro hombre, quien permanece detenido y con condena.