Sentarse a comer un buen filet de merluza este año es en promedio un 15,4% más caro que en el 2016, con un valor estimado por kilo que ronda los 98 pesos. La cifra de incremento es casi un tercio de lo que había subido el año pasado, cuando el kilo de pescado trepó a los 84,90 pesos, que significó un crecimiento de casi el 44% con respecto al 2015. Según un relevamiento realizado por este diario en las pescaderías y comercios del rubro, el precio surge del mayor o menor ingreso de mercadería proveniente del puerto de Mar del Plata, principal abastecedor en la provincia, y de la demanda superior que se genera para esta época, que tiene que ver con la Cuaresma, que incluye la celebración cristiana de la Semana Santa. 


La Iglesia Católica manda a sus fieles a guardar ayuno de carne los viernes de la Cuaresma, a fin de conmemorar los sufrimientos de Cristo, por ello se acostumbra la preparación de platos a base de pescado. De acuerdo a la tradición, los católicos comen este producto también en Semana Santa para cumplir con las Sagradas Escrituras. Y por ende la demanda se incrementa sensiblemente. 


"El valor del pescado depende de la cantidad de pesca que ingresa al puerto de Mar del Plata", dijo Guillermo Benegas, de la Pescadería Gallerano. En este tradicional comercio sanjuanino el kilo de filet de merluza está en 106 pesos, mientras que la merluza limpia entera está en los 70 pesos. A este último en las cocinas sanjuaninos se lo consume en rodajas fritas en aceite bien caliente, en las que el limón no puede faltar. 


Otros productos con mucha salida para esta época del año, como los cornalitos, están a 90 pesos por kilo, mientras que para la tradicional paella se pueden utilizar tentáculos de calamar, a 70 pesos el kilo, el tubo de calamar a 205 pesos el kilo o las aletas de calamar a 50 pesos el kilo. El calamar entero está a 105 pesos, siempre por kilo. 


Pepe Prividera, de la pescadería que lleva su apellido, dijo que el valor del filet de merluza, que en su comercio está ahora en los 98 pesos al público, puede variar con la proximidad de la Semana Santa. "Puede haber un aumento porque hay mayor demanda y depende también de la cantidad de barcos con pesca que ingresen al puerto", sostuvo. 


Otros valores en su negocio eran los del kilo de rodajas de merluza, a 120 pesos el kilo, los calamares a 100 pesos, langostinos pelados 210 pesos y mejillones pelados a 180 pesos, siempre por kilo. Un surtido de productos de mar suficientes para una paella para 10 personas se puede conseguir a unos 500 pesos en promedio. 


Kuky Herrera, de la pescadería La Costa, explicó que en San Juan se pueden encontrar valores del pescado más baratos que en otras provincias argentinas. "Acá preferimos ganar un poco menos", sostuvo. En su comercio el kilo de filet de merluza está en 89,90 pesos y la merluza entera limpia se puede conseguir a 49,90 pesos. "Se nota mucho movimiento, hay un consumo parejo", sostuvo. 


En el caso de Todo Fresco, el kilo de filet de merluza está en 98 pesos, según dio a conocer Gastón Muñoz. 

 

 

El mercado  de la pesca 
 
En Argentina hay tres grandes puertos marítimos: Mar del Plata, el complejo de Puerto Madryn y Rawson y, finalmente, Puerto Deseado, en Santa Cruz. De las 688.730 toneladas desembarcadas, poco más de la mitad (664.913 toneladas) se descargaron el año pasado en el principal puerto pesquero del país, que es el primero, según consigna un informe publicado por el diario La Nación. 


En Mar del Plata se extrae la merluza como principal variedad. La especie hubbsi, característica del Mar Argentino, representa alrededor de la mitad de las capturas en todos los puertos de la Argentina, algo así como 330.000 toneladas descargadas en los puertos el año pasado, según datos hasta el 27 de diciembre de 2016. El segundo en importancia, siempre en peso, es el langostino, con 167.287 toneladas, un 16,7% por encima de las capturas del año anterior. Le siguen el calamar, con 60.315 toneladas (-52,5% respecto de 2015) y la corvina, con 31.813 toneladas (1,5% por encima de 2015).