El sector de los comercios mayoristas fue el único que mostró un crecimiento en sus ventas durante 2016, según un estudio realizado por la consultura de consumo masivo Kantar Worldpanel. El sector mostró un incremento del 9 por ciento, detallaron.

 

El año pasado, el canal mayorista sumó 400.000 hogares, unos 5,6 millones de familias argentinas, que hicieron que el 73% de las categorías de consumo masivo analizadas registren un mayor volumen de compra en la comparación interanual, indica el informe trimestral Consumer Insights.
 

“Los hogares se vieron obligados a cuidar el bolsillo y dentro de las estrategias que surgieron para optimizar el presupuesto, observamos un canal mayorista en el centro de escena donde creció un 9% en volumen en el 2016 con respecto al 2015”, resaltó Federico Filipponi, Director Comercial de Kantar Worldpanel.


El mayorista era típicamente un canal con perfil de niveles altos y medios, de familias numerosas y de grandes ciudades del interior del país; sin embargo, en el último año el mayor crecimiento se dio en el estrato Bajo Superior, donde se encuentra el 33% de los hogares, en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en familias de hasta tres integrantes.


“Podemos afirmar entonces, que el mayorista está traspasando las barreras de su perfil llegando a nuevos tipos de hogar”, afirmó Filipponi.
Comprar en el mayorista significa un ahorro del 20% en promedio frente a una compra de abastecimiento en un hipermercado, además el surtido de marcas no es tan distinto al de un autoservicio y no presenta grandes diferencias de precio frente a un Discount, “lo que posiciona al canal como una buena opción de compra en el contexto actual, pues representa al consumidor la posibilidad de adquirir sus marcas habituales a un menor precio real”, indica el análisis.

 

Fuente: Télam