En Santa Lucía Gabriel Vernieres está fabricando a nivel comercial colectores térmicos que captan la energía solar y llegan a calentar grandes volúmenes de agua como las duchas que usaría un club deportivo luego de un campeonato por ejemplo, pero de forma muy económica. A su vez, en el departamento de Rawson un grupo conformado por Paola Castro, Blas Domínguez y Marcelo Navarro han diseñado un prototipo de calefón solar con materiales reciclados capaz de calentar el agua en una vivienda familiar en horas diurnas. Estos son algunos ejemplos de los avances que varios sanjuaninos están logrando con el uso del sol como energía, y que la población podrá conocer y comprar dentro de pocos días en una exposición que está organizando el Gobierno (ver aparte). 

El equipo que hace Vernieres es un colector plano que sirve para captar la energía de la radiación solar, transformándola en energía térmica para usos en empresas o industrias; brindando agua caliente en grandes volúmenes para duchas de un club o climatización de piscinas por ejemplo. De profesión enólogo, pero devenido en inventor siguiendo su obsesión por aprovechar ""semejante cantidad de energía solar barata en San Juan", creó este dispositivo hace 5 años. Tras perfeccionar su desarrollo, a fines del año pasado logró un equipo disponible para comercializar que es el que mostrará en la exposición. Con 5 o 6 dispositivos logra calentar 1.000 litros de agua hasta alcanzar una temperatura de 45 grados, "suficiente para que puedan bañarse 100 personas en un club", explica. En ese caso necesitará una bomba que consume 40 vatios de electricidad. En cambio, ese volumen de agua calentado con termotanque eléctrico insumirá al menos 8.000 vatios, una diferencia que hace huella con el alto costo de la energía. Paola Castro es la presidenta del Centro de Profesionales del Ambiente (Cepa) que nació en el 2017. Con otros integrantes desarrollaron un calefón solar (consta de un colector y un acumulador de agua) domiciliario para familias vulnerables, de muy bajo costo porque se hace con material reciclado. El agua llega a los 35 grados en invierno en horas diurnas, pero lo siguen perfeccionando. Hoy alcanza para calefaccionar 100 litros de agua, suficiente para una familia tipo", explica.

Colectores para grandes superficies

Gabriel Vernieres junto a uno de sus colectores solares. Los fabrica en dos modelos, horizontal y vertical, y tienen una dimensión de dos metros cuadrados. Se pueden interconectar en paralelo para abarcar mayores superficies. Son para grandes empresas o inmuebles, que tengan tanques o piletas grandes a los que se adosa el colector.


Agua caliente para una familia

Blas Domínguez y Marcelo Navarro, armando un calefón solar con materiales reciclados. En la foto falta Paola Castro, la otra integrante. El equipo está destinado a sectores de mayor vulnerabilidad, que no pueden acceder a grandes costos y la idea es trabajar en comunidades de zonas alejadas para enseñarles cómo armarlo y mantenerlo.

Fabricantes e instaladores, en un solo lugar

El 23 y 24 de abril próximos se realizará una nueva edición de la Expo Solar, en la plaza seca del Centro Cívico. La primera edición fue en julio del 2018 en conjunto con el INTO y en diciembre se realizó una exposición pero sólo de calefones solares. "Ahora se hará con empresas que están comercializando y dando servicios de energía solar, fotovoltáica o térmica", dijo Alejandro Moreno, secretario de Política Económica. La gente que vaya esos días podrá ver a unas 20 empresas entre las cuales están las que instalan paneles solares, hacen termotanques solares, calentadores de agua u hornos solares, entre otros. El centro CEPA también estará presentando kits educativos sobre energía solar para alumnos primarios y secundarios. Moreno explicó que el fin de la expo es difundir en la sociedad los beneficios de la tecnología fotovoltaica y térmica solar "sobre todo en estos días que empezó a subir la tarifa del gas de nuevo, y la electricidad es cara".