Es sabido que hay que tener mucho cuidado con los objetos que dejamos a mano ya que los bebés suelen llevarse todo a la boca.

 

Courtney Davis, una madre de Glasgow, Kentucky (Estados Unidos) tuvo un accidente con su bebé de 19 meses. La pequeña se quemó la boca luego de lamer un cargador de celular.

 

Ante el terrible hecho, decidió publicar las impactantes fotos de cómo quedó la criatura en su cuenta de Facebook con el fin de concientizar a todos los padres sobre los peligros de los cargadores de teléfonos.

 

“En un principio no quería hacer esto público hasta que me di cuenta de que varios padres no saben sobre el gran peligro que los cargadores de teléfonos significan para nuestros hijos”, escribió en la red social.

 

 

Y agregó: “El 28 de septiembre mi hija se quemó la boca con un cargador. Fuimos al doctor y él confirmó que se trataba de una quemadura eléctrica y que no podían ponerle nada para sanarla porque ella se lo podía lamer. Fueron sólo unos segundos para quemarse”.

 

Luego, cerró la publicación con un llamado de atención: “Ella jamás había intentado ponerlo en su boca porque nunca antes lo había tomado, pero ese día sí lo hizo. Gracias a Dios, ella no se ha comportado como si le molestara… Papás, abuelos, niñeras, etc., por favor guarden bien sus cargadores. Mi hija tuvo suerte, pero quizás el siguiente niño no la tenga”.

 

El posteo terminó volviéndose viral y recibió millones de comentarios de otros padres preocupados por la niña. Además, los usuarios agradecieron la advertencia y compartieron las fotos para colaborar a la concientización.