Una joven de 15 años intentó abandonar a su bebé en un cesto de basura de un edificio en China pero fue puesta en evidencia por las cámaras de seguridad. En el video se ve como la joven sube a un ascensor con varias bolsas y una caja de zapatos en la que va su bebé recién nacido.

 

Afortunadamente, el personal de limpieza encontró al bebé con vida, apenas minutos después del aberrante hecho. El niño tenía un corte abajo de su ojo y estaba sufriendo de baja temperatura corporal, además su peso era de solo dos kilos. Una vez descubierta la situación, los padres de la adolescente llegaron hasta el edificio y aceptaron llevarse a su nieto a casa.