Para celebrar el cierre de la temporada 2023, el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson presentó nuevas exposiciones, entre las cuales están "Cartografía Cuyana" (en Sala 1) y "Colección y heterotopía" (en Sala 2). En la Sala 3 y el subsuelo -un hecho inédito en la historia del concurso- estará la selección del Premio Franklin Rawson a las Artes Visuales con la curaduría de Berny Garay Pringles. Las producciones premiadas de este año son de las artistas Mariana Olivares por el cuadro "Libertad, Igualdad y Capital" y Silvina Martínez por la instalación "Envoltorios"; mientras que las menciones especiales, fueron para Nicolás Domínguez Nacif, Carlos Gutiérrez, Carlos Montenegro y Agostina Furió Dalmonego. En charla con DIARIO DE CUYO, Mariana Olivares, docente e investigadora, explicó el fundamento de su propuesta que fue integrada a la Colección Permanente del MPBA-FR. Su trabajo es una estampa serigrafiada que muestra una intervención a la frase original de la Revolución Francesa de 1789 "Libertad, Igualdad y Fraternidad", donde la palabra "fraternidad" es reemplazada por "capital". Para la autora, es un planteo conceptual de deconstrucción y decolonial: "En la mayoría de los países que se autodenominan como Primer Mundo, se autopostulan que defienden los Derechos Humanos, pero son países provocaron derramamientos de sangre atroces. Como Francia, que invadió y colonizó Argelia y enseñó cómo torturar a las Fuerzas Armadas en las dictaduras militares en Latinoamérica. Lo que planteo es hasta qué punto esa igualdad y libertad dependen del capital que se tenga", dijo Olivares al apelar al arte gráfico de la pancarta o panfleto político.

Segundo Premio. "Envoltorios" de Silvina Martínez. De la serie Guiñapos, vidas arrebatadas.
Es una escultura textil a mano, de 65 cm x 1.50 cm x 65 cm.

Por su parte, Silvina Martínez planteó en su instalación "Envoltorios", la violencia de género y social como temática inicial. "Es una serie de guiñapos sobre vidas arrebatadas", dijo la artista plástica. Con materiales textiles de desecho, tejió a mano cuerpos envueltos que tienen como metáfora las muertes violentas. Son 6 piezas que tienen como referencia a los fardos funerarios de culturas originarias americanas. "Se ven cuerpos ultrajados, sujetados, tirados al suelo. Es un llamado a la conciencia de una sociedad que mira para otro lado y responde con indiferencia. Es una puesta del dolor y del horror que nos sucede. Pero la obra no deja de ser abierta a otras interpretaciones en relación a otras realidades como la gente que vive en la calle, a la pobreza y la desigualdad", señaló Martínez. 

El jurado del concurso calificó de acuerdo a criterios técnicos, estéticos y sobre todo, conceptuales. Emanuel Rúiz, director de la institución afirmó al respecto: "El jurado evaluó el potencial discursivo de la pieza a la hora de ser incorporada al patrimonio provincial que debe poner en discusión y en diálogo con el resto de la colección del museo. Son relatos contemporáneos que generarán nuevos disparadores", remarcó.

LAS MENCIONES ESPECIALES
"Nocturno" de Nicolás Domínguez Nacif. Es un óleo sobre lienzo de 1.50 cm x 100 cm.
"¿A qué hora pasa el 262? Son 9 dibujos de color en miniatura hechos con lápiz y pastel al óleo sobre papel. Dimensiones de 59 cm x 74 cm.
"1th Puriy" de Carlos Montenegro. Instalación digital 200 x 200 x 100 cm.
"Un lugar donde todo lo perdido sea encontrado" de Carlos Gutiérrez. Es una puerta doble chapa inyectada, con picaportes de aluminio, varilla roscada, esmalte sintético, metal, poliuretano y silicona. 200 cm x 120 cm x 50 cm.