Esta noche en el Auditorio Juan Victoria, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan brindará el primer concierto luego del receso invernal, en el Auditorio Juan Victoria, y tiene varias aristas destacables. Por un lado, es el regreso del maestro español Alfons Reverté Casas, director estable del cuerpo, que vuelve después de algunos meses fuera. Ocurre que el músico catalán acordó compatibilizar durante este año la tarea local y sus compromisos en Barcelona. Por otra parte, de la función (a las 21.30, gratis) participará la joven pianista Mariana Montañez, ganadora del Premio Vicente Costanza 2018.


"Estoy muy contento con el reencuentro, la orquesta está trabajando con intensidad y será un programa muy bonito para retomar la actividad después del receso invernal" comentó a DIARIO DE CUYO Reverté Casas, destacando que es un concierto "para no perderse" puesto que "son obras que se han tocado alguna vez hace muchos años y otras obras son nuevas, por tanto es un repertorio que es novedoso y que no son obras que se tocan habitualmente" dijo el Maestro en referencia a las piezas elegidas y, en efecto, "Introducción y Allegro Apassionado OP 92" de Robert Schumann será interpretada por la orquesta por primera vez ante el público local. Además harán "Siete danzas para vientos" de Jean Francaix y "Sinfonía 5¦ en Re Menor Op 107 -Reforma" Felix Mendelshon. 


Sobre la participación como solista de Montañez, el director valoró la colaboración con jóvenes músicos. "Ella viene con el aval de haber ganado el concurso de jóvenes solistas, por tanto, es una ilusión para la orquesta apoyar a nuestros jóvenes intérpretes en su carrera" afirmó. El viernes próximo también habrá otra ganadora del premio M¦ Vicente Costanza, la pianista Lizell Claros elegida en 2019, que no había podido actuar debido al cierre obligado por la pandemia. 


Reverté se quedará hasta septiembre. "Tendremos unas propuestas sinfónicas muy variadas y diferentes entre sí y vamos a estar trabajando codo a codo con la orquesta con muchas ganas y mucha ilusión la verdad" dijo el español que contó que en los últimos meses , aunque no estuvo de manera presencial, permaneció "todo el tiempo conectado", siguiendo el día a día de la orquesta.