Experiencia. En la segunda clase la capacitación para taxistas en el MPBA, el desafío fue despertar los sentidos.

 

 

Señores con los ojos vendados en la sala principal del Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson no es algo que se vea todos los días, aunque no es algo muy descabellado teniendo en cuenta los proyectos e iniciativas que se encaran desde el museo. Esta vez son taxistas que participan de una capacitación que es parte del programa Redmóvil diseñado por Natalia Segurado, que apunta a acercar a los choferes al museo y que multipliquen lo que conocieron entre sus familias y hogares; y especialmente con sus pasajeros, tanto de la provincia como de fuera de ella, con los que sirven de nexo. El proyecto fue realizado en el marco de Laboratorio de Fundación Typa, donde Segurado, que es parte del equipo del museo, participó becada por el Banco San Juan.


"Están muy contentos", comentó la artista plástica sobre la respuesta de los choferes, que gracias a esta iniciativa completarán tres encuentros que tienen como objetivo acercarlos a la institución, su historia y sus obras. Así ellos podrán acercar el museo a sus ocasionales clientes, e incluso obsequiarles entradas, entre otros beneficios.

 

 


"Esperaban mucho las capacitaciones. Se sorprendieron porque esperaban una capacitación en la que estuvieran sentados, escuchando, algo más tedioso y nuestra propuesta fue todo lo contrario. La semana pasada estuvieron bailando con un volante y en el segundo encuentro trabajamos a partir de los sentidos. El conductor de taxi tiene muy desarrollado el sentido de la visión y tiene que estar muy atento. En el arte los sentidos son importantes, tanto para producir como para apreciar el arte. Despertar los sentidos, estimularlos hace que puedas ver otras cosas o de otra manera" expresó Natalia. "Lo que hicimos fue trabajar en la Sala de la Colección, taparles los ojos y hacerles tocar, probar y escuchar un abanico de cosas. El sentido de la visión a veces limita mucho u opaca los otros sentidos. La idea era estimular más que adivinar", contó Segurado sobre el trabajo, que después permitió recorrer la sala de la Colección de otra manera, ya que fueron eligiendo los cuadros que tenían relación con lo que habían experimentado teniendo los ojos vendados. "La visita a la sala estuvo guiada por ellos, ellos eligieron los cuadros y hablamos de sus impresiones", apuntó.


Al final de la capacitación, los choferes recibirán una credencial que los acreditará como parte de la Red, que continuará con intercambios de noticias y novedades a través de grupos de Whatsapp y que podría repetirse con otro grupo antes de fin de año.

 

Recorrido. En la Sala de la Colección, el grupo integrado por 60 choferes compartió sus apreciaciones sobre las obras.

 

 

 

Protagonistas

 

Walter Ferreri/ Secretario Sindicato de Conductores de Taxis.


Creo que fortifica nuestros lazos laborales, que aumenta el vínculo con el turismo y la cultura, nos incluye, porque nunca antes nos incluyeron. Muy bien dictado por Natalia, son clases prácticas; además manejan técnicas antiestrés para nosotros que todos los días estamos siendo psicólogos de la población en momentos que se viven. En el museo, ellos fueron nuestros psicólogos, así que pudimos descargar nuestro estrés, divertirnos, relajarnos. Fue muy recreativo, creativo sobre todo y nos abrieron las puertas. Felicito a Natalia por cómo maneja el grupo, tiene un aporte en cultura muy grande, nos abrió los ojos sobre las grandes obras que tenemos, que no nos dábamos cuenta, vemos un cuadro y no sabemos a qué refiere, por qué se hizo, lo que cuesta hacerlo y conservarlo. Como no lo entendíamos... tenemos mucha calle pero de eso no sabíamos, nos hacía falta, va a impactar mucho sobre la cultura y el turismo de nuestra provincia. Uno pasa por ahí (por el museo) y no se da cuenta lo que se está perdiendo adentro.

 


Jorge Luis Páez/Chofer.


Estoy muy agradecido con la gente del museo y del gobierno por esta capacitación, aprendí una nueva herramienta a través de esta capacitación que estamos teniendo y me es muy útil para aplicar en mi actividad diaria como chofer. Hay cosas que desconocía del museo, que estaba muy al alcance nuestro y nosotros pasábamos por la puerta y no nos dábamos cuenta. Eso me lleva a transmitir a mi propia familia, a entusiasmarlos, hay cosas que debemos aprender, hay historia detrás de todo esto de la provincia y de obras. Agradezco haber aprendido estos conocimientos. Debería ser muy bueno para todos que sepan de esto.

 

 

Sebastián Jorquera/Chofer. 


Me pareció espectacular. Me encantó. Es una experiencia que te abre la cabeza, nos hace repensar muchas cosas. Para mí no sólo a través de las pinturas o esculturas, de la cultura en sí, nos despiertan otras cosas, que nos hace tener más criterio, aunque no lo creas en el trabajo y en la vida cotidiana. Ves las cosas desde otro punto de vista. Me pareció buenísimo.