"¡Abran sus sentidos!... ¡Liberen su imaginación! ¡Entren al Circo Tihany...!". Así, el mago Richard Massone abre las puertas a su Abrakadabra, un universo cargado de adrenalina y misterio, que cautiva a los más pequeños y a los adultos los conduce mágicamente a un planeta fantástico, durante dos horas.


Cada acto es un despliegue de arte y técnica dentro de la gran carpa en forma de castillo, climatizada y con piso alfombrado, que incluye un elegante lobby; todo un teatro, ubicado en la esquina de 25 de Mayo y Félix Aguilar del Estadio Abierto Parque de Mayo.


En el suelo, en el aire... el espacio entero queda a disposición de artistas provenientes de 15 países, que se lucen en el terreno del humor con un payaso que interactúa con niños y grandes en cada número; con equilibristas deslizándose entre pelotas, lanzándose por el aire y cruzándose en diagonal con otro compañero para caer en un telón; y subiéndose sobre el abdomen de una y el pie de otra hasta hacer una columna humana; y con bailarines mostrando un cuadro de tap, al estilo music hall, o bien, trabajando en luz negra o entre sombras.


Cuando se piensa que ya no queda más para el asombro, la mirada se queda perpleja ante la magia del gran Massone que hace su llegada en un Roll Royce para su hipnótica actuación.


El reconocido ilusionista utiliza su capa para desaparecer a una asistente y volverla junto a él; y emplea su galera para hacer sus trucos con la colaboración de dos niños. A la vista de los espectadores, en sólo 3 segundos, el rosarino que está por cumplir 37 años muestra un helicóptero detrás de un cubo de cortinas; y místicamente, toma su moto, sube a una estructura y se hace humo, para entrar por la platea con el rugir de los motores; esto sin contar la teletransportación de su staff, desde el escenario a la zona del público. ¡Como si nada!


Luego, en un abrir y cerrar de ojos, las luces se apagan. De repente, baja una estructura con sogas elásticas para que 5 gimnastas se monten en ella y desde las alturas sobrevuelen casi sobre las cabezas de la gente en un show alucinante. La magnificencia de sus efectos visuales, la musicalización y un vestuario lujoso, le ponen el touch a una impecable puesta. Para bajar de la realidad y volar con la belleza de la ilusión.


Para saber más


La cita es el Estadio Abierto Parque de Mayo. Las próximas funciones serán mañana a las 20.30; mart. a juev. a las 20.30; vier. y sáb. a las 17 y 20.30, dom. y feriados a las 16 y 19. Las entradas van desde $180 a $570, on line en fullticket.com (con una tasa del 10%) o en plaza de alimentos del Shopping Paseo Libertad y en boletería (los niños pagan a partir de los 2 años, discapacitados gratis con certificado).

 

Créditos Daniel Arias

En secuencia. 1er acto: un gran cubo es tapado por telas, tras verificar que no hay nada adentro.
2do acto: el mago baja el cortinado.
3er acto: por arte de magia, aparece un helicóptero adentro.