La revista satírica francesa Charlie Hebdo se burló de la caída del avión militar ruso que viajaba a Siria y que dejó un saldo de 92 muertos.

 

El dibujo de su portada muestra a un avión cayendo en pique y a un solista del Conjunto cantando "A-a-a-a-a-a", acompañado con la leyenda: "El repertorio del coro del Ejército rojo se amplía".

 

La aeronave cayó el domingo pasado y entre sus pasajeros llevaba 64 integrantes del conjunto de Canto y Danza Alezándrov del Ejército ruso que se dirigía a Siria para dar un concierto en la base Hmeymim. También había ocho militares, nueve periodistas y la famosa activista humanitaria Elizaveta Glinka.

 

Tras la salida de la edición, las críticas no tardaron en llegar. Al respecto, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, afirmó con dureza la caricatura. "Si tal 'obra' muestra los verdaderos valores occidentales, sus propietarios y defensores están destinados a la soledad en el futuro", dijo Konashénkov. "Es insultante que nos traten así; cuando alguien sufre, no es momento" de algo así, dijo el vocero de la Unión de periodistas rusos.