Tras más de 8 meses de cierre por la pandemia de coronavirus, Chile reabre sus fronteras y permitirá el ingreso de extranjeros a partir de este lunes. 

El ingreso al vecino país solo estará permitido a través del aeropuerto internacional de Santiago de Chile. Los extranjeros que pretendan ingresar deberán llenar una declaración jurada y presentar un test PCR negativo realizado 72 horas antes del embarque.

"Después de cinco meses de continua mejoría de la situación sanitaria de nuestro país, queremos anunciar la primera etapa del proceso de reapertura de nuestras fronteras", anticipó el presidente Sebastián Piñera.

Chile tomó la decisión de cara a la temporada de verano. En este sentido, esperan que 300.000 turistas visiten el vecino país en los próximos meses, lo que permitirá reactivar un sector duramente castigado por la crisis. Sin embargo, los expertos han manifestado su preocupación por un posible aumento de casos de covid-19.

La capital chilena fue durante meses un importante foco de la pandemia. El sistema sanitario estuvo a punto de colapsar mientras aumentaban las cifras de muertos y contagiados.

En los últimos meses la situación ha mejorado notablemente en el vecino país y la economía avanza en su reapertura, aunque el país sigue bajo estado de excepción por catástrofe y con toque de queda hasta mediados de diciembre. El virus ha dejado en Chile más de 540.000 contagios y 15.000 muertes.