Un equipo de investigación de California (Estados Unidos) creó con células madre un cabello de apariencia natural que crece en la piel, un descubrimiento que puede revolucionar la industria relacionada con el problema de la alopecia o pérdida del cabello.


El procedimiento, a cargo del Instituto de Descubrimiento Médico Sanford Burnham Prebys, fue presentado hace días en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Investigación de Células Madre (ISSCR), en Los Ángeles, California (EEUU).

Según señaló uno de los investigadores, el profesor Alexey Terskikh, para el experimento se utilizó un tipo de célula papilar de la capa superior de la piel que reside dentro del folículo piloso, y que controla el crecimiento del cabello incluyendo longitud y grosor.

Asimismo, se utilizaron células madre polipotentes (iPSC) extraídas de las células papilares para lograr que el cabello creciera con apariencia natural.

"Nuestro nuevo protocolo descrito supera retos tecnológicos claves que habían mantenido nuestro descubrimiento fuera del uso en el mundo real", afirmó Terskikh, profesor del programa de Desarrollo, Envejecimiento y Regeneración de Sanford Burnham Prebys.

"Ahora tenemos un método robusto y altamente controlado para generar cabello de apariencia natural que crece a través de la piel, utilizando una fuente ilimitada de iPSC derivada de las papilas", describió Terskikh.

Los experimentos se realizaron con células iPSC provenientes de la piel de humanos, que fueron insertadas en células epiteliales de un tipo especial de ratones de laboratorio que carece de vello.

Actualmente, el equipo está desarrollando "la derivación de la parte epitelial del folículo piloso que, combinado con las células madre, permitirá la generación de folículos pilosos humanos completos", cita el reporte.

Mientras la parte científica fue desarrollada por Sanford Burnham Prebys, la comercialización del producto se hará a través de Stemson Therapeutics. Ambas empresas están localizadas en el condado de San Diego, al sur de California.

La investigación fue presentada por Antonella Pinto, una investigadora de posdoctorado que obtuvo el Premio al Mérito en la convención anual.

La genética, el envejecimiento, el parto, el tratamiento del cáncer, las lesiones por quemaduras y los trastornos médicos como la alopecia pueden causar la pérdida de cabello, que a menudo también se asocia con problemas emocionales que pueden reducir la calidad de vida y provocar ansiedad y depresión.

Los experimentos se realizaron en ratones desnudos inmunodeficientes, que carecen de vello corporal.


La esperanza de la jarilla
 

Especialistas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) desarrollaron un producto que despertó furor en Inglaterra. El shampoo en cuestión se llama EcoHair. Es de venta libre y de uso diario. Tiene la capacidad de disminuir la caída del cabello, potenciar su crecimiento de raíz y controlar definitivamente la caspa. ¿Cómo lograron todo esto? Pues a través de extractos de jarilla.