Buenos Aires, 20 de marzo.- Después de diez días rescataron a dos personas que habían quedado atrapadas bajo los escombros tras el terremoto que asoló el noreste de Japón el 11 de marzo último. El rescate se realizó en Ishinomaki, localidad correspondiente a la provincia de Miyagi, consignó la agencia de noticias DPA.

En esa jurisdicción el jefe de la policía aseguró hoy que la cifra de muertos asciende a 15.000 personas.

En tanto, el último balance de víctimas ofrecido por las autoridades nacionales indicó que las víctimas por el terremoto y el posterior tsunami superaban las 20.000 personas, con 8.133 decesos confirmados y 12.272 desaparecidos.