Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada, fueron recibidos oficialmente esta mañana con honores militares por los reyes de España, Felipe VI y Letizia, en la Plaza de la Armería, en el Palacio Real de Madrid, en el primer día de la visita oficial a España.

 


Macri y Awada arribaron al Palacio Real en un Rolls Royce Real Phantom IV, que forma parte de la colección de coches de la Casa Real y que habitualmente utilizan los jefes de Estado extranjeros cuando están de visita.

 

Los reyes Felipe IV y Letizia aguardaron para saludarlos al pie del coche en la Plaza de la Armería, donde luego tuvo lugar la ceremonia. A continuación, la banda de la Guardia Real interpretó el himno argentino y el himno de España, mientras se disparaban 21 salvas de artillería, como corresponde a un jefe de Estado según el estricto protocolo.


Los mandatarios pasaron revista a una compañía de honores de la Guardia Real y saludaron a la bandera de España.

 

Finalmente, Macri, Awada, Felipe VI y Letizia saludaron al resto de las autoridades locales presentes, entre ellas, la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, y a la delegación argentina.


Luego del saludo de rigor, los reyes y el matrimonio presidencial se desplazaron hasta una tribuna para seguir el desfile de la Guardia Real, una de las más antiguas del mundo, que data de 1540.

 

Macri es el primer jefe de Estado que visita Madrid con el nuevo protocolo: el lugar de las ceremonias de bienvenida de las visitas oficiales es ahora el Palacio Real (en vez del Palacio de El Pardo).