La llegada el papa Francisco a Chile revoluciona al mundo católico. Sobre todo a los argentinos que viven las provincias que limitan con el país trasandino. En este contexto, desde algunas empresas de viajes, la Cámara de Turismo y algunas parroquias de la provincia dijeron que hay al menos 700 sanjuaninos que ya se movilizan para ver al sumo pontífice. Algunos viajaron en autos particulares, otros en contingentes organizados por empresas privadas o grupos religiosos y algunos otros lo hace en micro, pero por cuenta propia. Hubo algunos que hasta hicieron durante varias semanas distintas actividades para poder reunir los fondos para pagar los gastos del viaje. El Papa estará en Chile desde el 15 en la noche, hasta el 18 inclusive. Visitará las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique (ver aparte).

Algunos comenzaron a organizar el viaje hace al menos 5 meses, otros postergaron sus vacaciones para viajar a Chile solo a ver al Papa y muchos fieles decidieron hacer un combo entre vacaciones, playa y Francisco. Así es que los sanjuaninos organizaron el viaje para llegar hasta el vecino país.

Los paquetes de las empresas comenzaron en venderse en octubre pasado, aproximadamente. Desde las empresas y la Cámara de Turismo, dijeron que al principio hubo muchísimas consultas sobre costos, formas de pago y el tiempo del viaje. Sin embargo las reservas de los viajes no fueron importantes hasta hace unas 3 semanas. En este tiempo, la gente comenzó a apurarse y compró los viajes. "Si bien esperábamos que fuera más gente vamos a llevar a muchos representantes", dijo Ariel Giménez, de la Cámara de Turismo y comentó que hay al menos 3 empresas privadas que sacan colectivos completos con fieles. La mayoría de los paquetes incluyeron 3 noches de alojamiento y hay algunas empresas que ofrecieron hasta tours de compras en el mismo pack. Es por esto que hubo ofertas desde los $5.000 hasta los casi $9.000.

A diferencia de los que compraron paquetes y que se hospedarán en hoteles, muchas personas que van de manera particular lo harán en casa alquiladas u hospedajes para hacer que el viaje sea más económico. Hay personas que pararán en parroquias y hasta en casas de familia.

 

 

DIARIO DE CUYO, rumbo a Chile para ver al Papa

 


Cómo espera Chile la llegada de Francisco, qué hacen los fieles sanjuaninos, de otras provincias y países para ver de cerca al sumo pontífice y cómo se vivirá la misa desde adentro serán algunas de las actividades que DIARIO DE CUYO reflejará en sus páginas. Para cumplir ese objetivo ayer partió una delegación de este medio rumbo al país trasandino. Lo hizo junto a un contingente de peregrinos locales que viajan con la fe como bandera.

Para hacer que todos los sanjuaninos que no tuvieron la chance de viajar hasta el vecino país puedan sentirse cerca del Papa, DIARIO DE CUYO hará una cobertura de esta visita e intentará pintar cada postal que se vea en Chile desde mañana, el día previo a la llegada papal.

El equipo de periodista y fotógrafo partió ayer.
 

Una aventura gasolera

 

Entusiastas. Los chicos de Jáchal, que salieron ayer rumbo a Chile, participarán de la misa del día 16 y luego harán varias actividades religiosas en el país vecino, junto a sus pares de ese país.


Desde Jáchal partió un colectivo con 45 personas. Para este viaje, los fieles jachalleros, de la Parroquia de San José, contrataron el micro. Según el padre Orlando Sánchez este viaje está siendo programado hace varios meses y es bastante "gasolero".

El cura de Jáchal contó que fue una iniciativa de los chicos de la pastoral (algunos son los que salen en la foto) y luego se fueron "pegando" hasta familias completas. Así fue que lograron llenar el micro y hacer que el viaje fuera un poco más económico para todos. "Los chicos hicieron empanadas y otras cosas para juntar dinero", dijo el sacerdote y contó que la mayoría de los integrantes de este grupo se hospedará en casas de familias y en un convento de las hermanas chilenas.

 

En familia, una doble experiencia

 

 

Patricia Talquenca, su mamá y sus dos hijas fueron de las primeras en comprar el viaje en una de las empresas sanjuaninas. "Vimos la publicidad en Facebook y no dudamos. Estamos pasando por una situación fea de enfermedad y nos parece una buen idea ir a ver al Papa para reforzar nuestra fe", dijo la mujer que no conoce Chile, al igual que sus acompañantes, y por lo que esperan que viaje sea una doble aventura. 

Para ellas conocer a Francisco es un sueño. "Siempre pensé que me iba a ser imposible participar de una misa con el Papa, por eso esta vez no la pensamos dos veces", dijo y contó que todas tenían algo de dinero ahorrado y que con eso pagaron el viaje.