Dos ciudadanos argentinos fueron expulsados de Machu Picchu y puestos a disposición de la Policía Nacional del Perú (PNP), tras haber ingresado durante la noche de este lunes de manera clandestina a ese sitio arqueológico de la región peruana del Cusco, informó hoy un comunicado oficial. 
 

 

Según la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco, los argentinos fueron detectados por vigilantes del parque arqueológico, al que entraron tras romper el cerco de alambre ubicado en la vía de salida del monumento. 
 

El jefe del parque arqueológico, Fernando Astete, detalló que los argentinos ingresaron por el puente para vehículos de la localidad de Aguas Calientes, ascendieron por la carretera Hiram Bingham e ingresaron a Machu Picchu tras romper la malla ubicada a un costado de la vía.
 

 

"Los dos sujetos fueron intervenidos a las 06:00 horas (de hoy) por el personal de vigilancia, en uno de los recintos del sector de las fuentes de agua, donde habían pernoctado", indicó la nota. 
 

El administrador de Machu Picchu, Miguel Zamora, informó, por su parte, que están haciendo gestiones ante la municipalidad del distrito para que se coloque una puerta de control en el puente para vehículos, similar a la que existe en el puente peatonal de la zona.