El papa Francisco lavará este jueves los pies de 12 detenidos, entre ellos un argentino, al celebrar con una visita "estrictamente privada" a una prisión de las afueras de Roma la denominada misa de la Cena del Señor.

 

El Pontífice visitará desde las 16 locales (11 de Argentina) la cárcel de Paliano, en la localidad de Frosinone para cumplir con el rito de lavado de pies a los presos, entre ellos tres mujeres, un musulmán a punto de ser bautizado, un argentino, un albanés y seis italianos.

 

 

Desde su entronización, Jorge Bergoglio celebró las misas de Jueves Santo en la cárcel de menores Casal del Marmo (2013), la Fundación para discapacitados Don Gnocchi - Centro Santa Maria della Provvidenza (2014); la cárcel de Rebibbia (2015) y el centro de refugiados C.A.R.A de Castel Novo di Porto (2016).

 

Télam