El lunes 19 de septiembre tendrá lugar en Windsor la ceremonia de entierro de la Reina Isabel II, tras su funeral en la Abadía de Westminster. La ceremonia para la difunta Reina, que falleció el jueves, tendrá lugar en la Capilla de San Jorge, en los terrenos del Castillo de Windsor.

Se espera que el rey Carlos III, acompañado de altos miembros de la Familia Real, se una a la procesión en el cuadrilátero del castillo antes de que el féretro entre en la capilla para el servicio.

Antes de la ceremonia de entierro, se espera que muchas personas se desplacen a la ciudad para presentar sus respetos y llorar a la difunta Reina. Se aconseja a los ciudadanos que depositen ofrendas florales en la puerta de Cambridge, en el Long Walk.

Esta es una guía día a día de cómo será el funeral de Isabel II, quien protagonizó el reinado más largo de la historia británica.

Domingo 11 de septiembre

El ataúd de roble de la reina, que se encuentra en el salón de baile del Castillo de Balmoral (Escocia), donde falleció este jueves, será transportado a un coche fúnebre.

Su cuerpo partirá de Balmoral alrededor de las 10:00 (hora local), avanzando lentamente en el viaje de seis horas a Edimburgo, que se encuentra a más de 160 km de distancia por carretera.

El féretro llegará al Palacio de Holyroodhouse -residencia oficial de la monarquía británica en la capital escocesa- y reposará en el Salón del Trono.

En Londres, el rey se reunirá con el secretario general de la Commonwealth en el Palacio de Buckingham.

Posteriormente recibirá a los altos comisionados de los países de los que es jefe de Estado.

Lunes 12 de septiembre

El rey Carlos comenzará el día con una visita a Westminster Hall, donde ambas cámaras del Parlamento se reunirán para expresar sus condolencias.

Acompañado de Camila, la reina consorte, el rey viajará en avión a Edimburgo. Es parte de la operación Spring Tide, el nombre en clave de su primer viaje por las cuatro naciones del Reino Unido como rey.

Por la tarde, el féretro de la reina viajará en procesión hasta la Catedral de St Giles, acompañado por el rey y miembros de la familia real.

El cuerpo de la reina estará en una capilla ardiente en St Giles durante 24 horas y los miembros del público podrán presentar sus respetos.

A continuación, el rey regresará a Holyrood, donde tendrá una audiencia con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon. Él y la reina consorte luego asistirán al parlamento escocés, donde recibirán una moción de condolencia.

Por la noche, el rey Carlos realizará una vigilia con miembros de la familia real en la Catedral de St Giles.

Martes 13 de septiembre

La princesa Ana, la única hija de la reina, acompañará el ataúd desde la Catedral de St Giles hasta el aeropuerto de Edimburgo, y luego, según lo planeado, hasta la base de la fuerza aérea real RAF Northolt.

Se espera que el último vuelo de la reina de Escocia a Londres llegue poco antes de las 19:00 hora local.

Desde allí viajará al Palacio de Buckingham, residencia oficial de los monarcas británicos en Londres desde 1837. La llegada del ataúd al palacio será presenciada por el rey Carlos III y Camilla, la reina consorte, antes de ser llevado al Bow Room.

Antes de eso, el rey y Camilla visitarán Belfast en Irlanda del Norte. Luego viajarán al Castillo de Hillsborough para ver una exposición sobre la larga asociación de la reina con Irlanda del Norte.

El rey Carlos se reunirá luego con el secretario de Estado para Irlanda del Norte, el diputado Chris Heaton-Harris, así como con otros líderes del partido. También recibirá un mensaje de condolencias encabezado por el presidente de la Asamblea de Irlanda del Norte.

Después de una reunión con líderes religiosos, el rey Carlos y Camila asistirán a un servicio de oración en la Catedral de Santa Ana y luego regresarán a Londres.

Miércoles 14 de septiembre

El cuerpo de la reina se trasladará en procesión desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall por la tarde.

Su féretro será transportado en una carroza de la Tropa Real de Artillería a Caballo del rey, y estará acompañado por un desfile militar y miembros de la familia real.

El rey Carlos encabezará la procesión detrás del carruaje. 

La gente podrá verlo mientras recorre las calles de Londres.

También habrá grandes pantallas de televisión instaladas para la ocasión especialmente en los parques reales de la capital.

La procesión viajará a lo largo de Queen's Gardens, The Mall, Horse Guards y Horse Guards Arch, Whitehall, Parliament Street, Parliament Square y New Palace Yard.

Una vez en Westminster Hall, el ataúd será ubicado sobre una plataforma elevada conocida como catafalco, envuelto en el estandarte real, y se le colocará encima la corona imperial del Estado, el orbe y el cetro.

Cada esquina de la plataforma estará custodiada por soldados de las unidades al servicio de la casa real.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, llevará a cabo un breve servicio religioso al que asistirán el rey Carlos y otros miembros de la familia real antes de que el salón se abra al público.

Jueves 15 de septiembre

Este es el primer día de los cuatro en los que el cuerpo de la reina permanecerá en Westminster Hall hasta la mañana del funeral de Estado.

Se espera que cientos de miles de personas puedan presentar sus respetos en el edificio del siglo XI, la parte más antigua del Palacio de Westminster y el corazón del gobierno británico.

Viernes 16 de septiembre

El ataúd de la reina permanecerá por segundo día en Westminster Hall, donde la gente podrá presentar sus respetos.

El rey y Camilla viajarán a Gales, la última de su primera visita a las cuatro naciones de Reino Unido como rey.

Lunes 19 de septiembre

Durante la mañana el ataúd será llevado en procesión a la Abadía de Westminster para el funeral de Estado.

Entre los invitados que se unirán a los miembros de su familia estarán altos políticos de Reino Unido y jefes de Estado de todo el mundo.

Después del funeral, el ataúd viajará en procesión desde la Abadía de Westminster hasta Wellington Arch, desde donde viajará a Windsor.