La cantante Madonna apareció este sábado por sorpresa en la multitudinaria "Marcha de las Mujeres" de Washington, una protesta que monopolizó las calles de esa ciudad y de la mayor parte del país contra el flamante presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y que se replicó en distintos lugares del mundo.

 

Madonna, provocadora y combativa, afirmó que había pensado en "volar por los aires" la Casa Blanca desde que Trump ganó las elecciones del 8 de noviembre, pero que, en lugar de eso, eligió "el amor".

 

Acto seguido, proclamó que "la revolución empieza aquí", una revolución "de amor", y llamó "a la rebelión, a nuestra negativa como mujeres a aceptar esta nueva era de la tiranía".

 

Después, "enfadada y escandalizada", le soltó unos cuantos "qué te jodan" ("fuck you"), a Trump en su primer día completo como líder del país.

 

Con la misma fuerza, bailó y cantó su éxito de 1989 "Express yourself" (Exprésate), sobre un escenario situado en los alrededores del Capitolio, donde comenzaron a concentrarse los manifestantes desde primera hora de la mañana.

 

La protesta comenzó a las 10 de la mañana (12 horas en Argentina) muy cerca del Capitolio, se realizó con un clima festivo y sin el operativo de seguridad desplegado ayer durante el acto y desfile de investidura.

 

Si bien la convocatoria inicial fue para ratificar el rol de las mujeres en la sociedad estadounidense y rechazar la mentalidad machista y violenta expuesta por Trump, todos los sectores y grupos sociales agraviados por el empresario durante la campaña (inmigrantes, musulmanes, discapacitados, negros, entre otros) se unieron a la protesta.