Donald Trump asume mañana la presidencia de Estados Unidos ante una gran expectativa sobre lo que expresará en su primer discurso como mandatario. En su ambicioso proyecto de “hacer a América grande de nuevo” a través de la creación de más trabajo, reducir el nivel de migración ilegal y acabar con el terrorismo, el controvertido multimillonario tiene también como reto recuperar la confianza de un país actualmente dividido tras las elecciones del año pasado. Una escisión que él mismo provocó durante su campaña.

 

Donald Trump

 

Según una encuesta publicada por ABC y The Washington Post, Trump cuenta con el 40% de aprobación de los ciudadanos antes de empezar su gestión. Una cifra muy baja en comparación con las de sus antecesores Barack Obama (79%), George W. Bush (62%), Bill Clinton (68%), George H. W. Bush (65%), Ronald Reagan (58%) y Jimmy Carter (78%).

 

Esta desaprobación será manifestada también en diversas protestas que se realizarán durante el día de inauguración por diversos grupos que se sintieron aludidos por el republicano durante su campaña. Entre ellos están las agrupaciones feministas y las comunidades LGTBI, latina y afroamericana.

 

El mundo lo observa

 

En tanto, la comunidad internacional también se encuentra atenta a cómo serán los próximos cuatro años de la administración Trump. En el caso de México, continúa la gran fricción sobre el controvertido muro fronterizo. Igualmente, la relación con China sigue en tensión tras la controversia ocasionada en diciembre por la conversación que Trump sostuvo con la mandataria taiwanesa, Tsai Ing-wen. Ello ha escalado a tal punto que el gobierno chino pidió, días atrás, que se prohíba la asistencia de la delegación taiwanesa a la ceremonia de mañana.

 

A new wax figure of President-elect Donald Trump is unveiled at Madame Tussauds in Washington
Todo es incertidumbre sobre Trump

 

En el caso de Rusia, la aproximación que adoptaría Trump difiere del distanciamiento actual, pues ha señalado que buscará mejorar las relaciones con Moscú y levantaría, inclusive, las sanciones impuestas tras la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea, a cambio de que reduzca su arsenal nuclear. Un tema espinoso que entra en conflicto con Obama, quien volvió a sancionar a Rusia tras el hackeo durante las elecciones.

 

No dejaría la política

 

En su última rueda de prensa como presidente, Barack Obama volvió a instar a Trump a que no levante las sanciones económicas contra Rusia. Empero, señaló que es de interés del país tener “lazos constructivos” con Moscú.
Mañana Obama se despide de la Casa Blanca con un nivel de aprobación de 60%, según CNN, y dejó abierta la posibilidad de regresar a la política precisando que se manifestará públicamente si los “valores medulares del país” se encuentran en riesgo.

 

Obama también destacó los avances en reconocimiento de derechos homosexuales en su gestión, un tema que considera “irreversible”. Asimismo, se mostró convencido de que EE.UU. tendrá una mujer, un latino, judío o hindú pues “cuando todo el mundo tiene una oportunidad, todo es mejor”. Un claro mensaje de esperanza, algo que necesitan los estadounidenses y el mundo entero.

 

Datos clave

 

  • El día de inauguración es mañana y se iniciará a las 9:30 a.m. en el Capitolio

 

  • Luego, a las 12 p.m., Donald Trump tomará juramento y, tras ello, dará un discurso como presidente

 

  • El evento podrá ser visto en los canales de cable como CNN en español.