San Lorenzo no perdió el tiempo. Incluso antes de que se concretarala venta de Sebastián Blanco a Portland Timbers ya se habían puesto en contacto con Pachuca para buscarle reemplazante. Y las negociaciones se dieron de forma ágil para que Rubén Botta se convirtiera en nuevo jugador del Ciclón.

 

 

"Estoy muy feliz por ir a San Lorenzo", aseguró sin dudar el volante en charla con TyC Sports Verano. El ex-Tigre dejará el club mexicano a cambio de un millón de dólares por el 100% de su pase y el martes arribará a Buenos Aires para terminar de delinear los detalles de su contrato y someterse a la revisión médica.

 

De aparición fulgurante en Tigre, Botta tuvo altibajos en su carrera y en Pachuca mostró destellos de su calidad. Ahora su próximo destino será San Lorenzo, donde el sanjuanino buscará relanzarse y confirmar la promesa que supo ser. "Será un orgullo jugar en San Lorenzo", concluyó.