Con la llegada de la montaña llegaron también los cambios en la clasificación general en la 104º edición del Giro de Italia, una de las tres grandes clásicas del ciclismo europeo y mundial. La ansiada "maglia rosa" (malla rosa) pasó de un italiano, Filippo Ganna (INEOS Grenadiers), a otro hombre nacido en el país propietario de la "corsa rosa", Alessandro De Marchi (Israel Start-Up Nation).

El cuarto parcial de la primera "grande" de tres semanas que se correrán este año fue para el estadounidense Joe Dombrowski (UAE Emirates) que consiguió sobrevivir a una fuga de 25 hombres que dinamitó la carrera y que puso a prueba a los líderes. Siendo, de los escaladores, el colombiano Egan Bernal (INEOS Grenadiers) y el español Mikel Landa (Bahrain-Victorious) quienes quedaron mejor parados porque arribaron en un grupo de cinco hombres que pelearon el décimo puesto en el parcial, a 1m.37s. del estadounidense ganador.

Al frente. El estadounidense Joe Dombrowski festeja tras arribar a meta en soledad. Hoy el Giro vuelve al llano.

No fue un buen día para los argentinos, que en la lluviosa y fría jornada con tres puertos de altura perdieron posiciones en la general. Eduardo Sepúlveda (Androni-Gioccatoli) y Maximiliano Richeze (UAE Emirates) finalizaron en la 135 y 175 posición, a 23m06s y 27m53s, respectivamente.

"Todo italiano cuando comienza a correr en bicicleta sueña con ponerse la malla rosa", comentó entre sonrisas el nuevo líder de la general De Marchi, uno de aquellos ciclistas considerados "outsiders", con sólo cuatro victorias como profesional, que ayer, a los 34 años hizo realidad esa ilusión que acunó desde que era un entusiasta juvenil y empezaba su idilio con la bicicleta.

  • Sueño hecho realidad

El italiano Alesandro De Marchi, nuevo líder del Giro, alcanzó una recompensa que llevaba persiguiendo en 11 años de profesional: vestir la malla rosa, un sueño hecho realidad que le produce "ganas de llorar".

"Estuve pensando en la malla rosa durante toda la etapa. Pensé que había perdido mi oportunidad en un momento y me había desmoralizado después de cometer un error, pero la famosa regla se hizo realidad: nunca te rindas", dijo De Marchi.

"Al final, todo salió bien. Ésta es una pequeña recompensa por los miles de intentos que hice durante mis 11 años de carrera".

  • 5ta. etapa: Día para sprinter

La quinta etapa de hoy unirá las ciudades de Modena y Cattolica (177 km). La salida se tomará a las 8,10 (hora argentina) de Modena, ciudad de arte y de motores archifamosos, situada entre los ríos Secchia y Panaro, en el corazón de Emilia-Romaña. Enzo Ferrari y Luciano Pavarotti son algunos de los ciudadanos más ilustres de la historia de la ciudad.

La etapa tiene perfil llano, por lo que se espera que la general se mantenga como está porque se prevé una llegada en embalaje masivo. Seguramente durante su transcurso será cambiante.