Emmanuel Ginóbili convirtió ocho puntos en la victoria de San Antonio Spurs sobre Denver Nuggets por 112-80. El bahiense fue el protagonista de una de las jugadas de otra noche de la NBA: se elevó en el aire, voló y despertó los aplausos del AT&T Center con una volcada espectacular.

 

En el cierre del primer cuarto, con un 30-16 favorable a su equipo, Manu recibió un pase de Pau Gasol y se impulsó para enterrar la pelota en el aro. Una travesura más del "Pibe de 40", que necesita seguir sumando votos para llegar al Juego de las Estrellas.

 

 

El argentino terminó el partido de este sábado con ocho unidades (4 de 7 en tiros de campo), dos rebotes y una asistencia, además de cometer dos faltas personales, en los 17 minutos que estuvo en la cancha.

 

La buena noticia para los Spurs fue la reaparición de Kawhi Leonard: volvió a jugar después de perderse los tres encuentros anteriores debido a una lesión y colaboró con 19 tantos en 28 minutos.

 

Los 23 puntos de Nikola Jokic, goleador del encuentro, no fueron suficiente para Denver, que marcha octavo en el Oeste (22 triunfos y 21 derrotas). En esa conferencia, San Antonio (había caído con Los Angeles Lakers el viernes) se ubica en la tercera posición (29-15).