Trofeo grande. Del Potro defendió el título en Estocolmo y defendió los puntos. Aún tiene chances de entrar al Master de Londres.

Juan Martín Del Potro conquistó su primer título de la temporada y el vigésimo de su carrera al demoler ayer en la final del ATP 250 de Estocolmo al búlgaro Grigor Dimitrov. Del Potro, 19no del ranking de la ATP y campeón defensor, superó a Dimitrov (8 del mundo) por un contundente 6-4 y 6-2, para el cual sólo necesitó 83 minutos de partido.

Con los puntos conseguidos ayer, Del Potro subirá al puesto 14 del ranking, con 2.135 puntos, 470 menos que el español Pablo Carreño Busta, quien actualmente ocupa el último puesto de calificación para el Masters de Londres. Sin lugar a dudas este resultó un triunfo mucho más cómodo de lo previsto, teniendo en cuenta una temporada de altibajos a raíz de los problemas físicos de Del Potro, y el calibre de Dimitrov.

Del Potro jugó un partido sin fisuras, sustentado en la potencia y precisión de su saque (ganó el 76 por ciento de los puntos con el primer servicio), varias devoluciones de revés, y el oportunismo que tuvo para aprovechar las debilidades que Dimitrov exhibió a lo largo del juego.

"Fue mi mejor partido de la semana. Lo siento por Grigor", dijo Del Potro en la ceremonia de premiación, esa misma premiación en la que dejó de hablar en inglés para en español agradecer a su familia, a su novia, amigos, y toda la Argentina por el "apoyo brindado".

El que no pudo ayer en otra final con presencia argentina fue Diego Schwartzman. El Peque perdió en el ATP 250 de Amberes, Bélgica, ante el francés Jo-Wilfried Tsonga con parciales de 6-3 y 7-5.