Con toda la chapa. Sagan, el campeón del mundo, adelante en la imagen, ganó por el centro y se adueñó de la quinta etapa, la segunda en su cuenta al igual que Gaviria.

 

 

El Tour de Francia sigue su marcha y ayer fue el turno de Peter Sagan. De las cinco etapas corridas Gaviria ganó dos y Sagan las otras dos. El eslovaco del Bora se impuso en el trazado de 204,5 kilómetros entre Lorient y Quimper. Greg Van Avermaet mantiene el maillot amarillo.

A Sagan lo acompañaron Sonny Colbrelli y Phillipe Gilbert en segundo y tercer lugar. "Para poder ganarle a Gaviria hay que esperar que cometa un error", dijo Sagan, reconociendo a Gaviria como el mejor embalador del mundo. Hoy, la etapa unirá Brest con el Muro de Bretaña (181 kilómetros), una subida que podría provocar cambio de líder.