Lionel Messi anotó, ante el Chelsea, el gol más rápido de su carrera: fue a los 129 segundos de comenzado el encuentro. La Pulga sigue rompiendo récords.

 

 

 

Además, la Pulga llegó a los 100 gritos en la Champions League. Los hizo en 123 partidos y marcó un nuevo récord en su carrera profesional. Es el segundo que alcanza esa marca tras Cristiano Ronaldo (118).