En una demostración de sus condiciones de fuerte rodador, el sanluiseño Enzo Josué Moyano le dio la victoria de la segunda etapa del 15 Giro del Sol al equipo continental de la Municipalidad de Pocito y abrió la carrera, que sigue liderada por Laureano Rosas (Sindicato Argentino de la Televisión) para su escuadra que, aún cuando es la única sanjuanina que le ha birlado un par de pruebas a la Agrupación Virgen de Fátima, en las últimas cinco competencias "arrimaba, arrimaba pero no bochaba'. El ciclista puntano, con dilatada experiencia profesional, empleó 2h35m14s para completar los 116,7 kilómetros que tuvo el parcial desarrollado en su totalidad en el Departamento Sarmiento. Ricardo Escuela (Agrupación Virgen de Fátima) y el propio Rosas, fueron quienes lo escoltaron. 


Aún cuando todo el grupo de punta arribó con el mismo tiempo, por aquello de a que todos los que arriban en una distancia de 200 metros, salvo en etapas con final en alto, no se les "pica' el cronómetro; Moyano arribó con un par de segundos de luz con respecto a sus inmediatos perseguidores, que, a una velocidad de 60 y pico de kilómetros se traducen en unos diez metros de distancia. Justamente la que necesitaba para coronar su ataque largo, de casi 500 metros, sorprendiendo a los velocistas cuando estos empezaban a mirarse de reojo para encender sus motores en las últimas dos cuadras de competencia. El golpe del puntano fue tan justo como efectivo. Les sacó una diferencia de 30 metros, que cuando quisieron acordar se transformó en indescontable. 


Así, con una acción individual de gran inteligencia se definió el segundo capítulo de la carrera. Moyano, un pasista que asciende muy bien, tenía una sola bala en el cargador y se encargó de utilizarla en el momento clave. 


La etapa, tal cual habíamos anticipado en estas páginas, tuvo todos los condimentos esperados. Se anduvo fuerte siempre porque los equipos mas fuertes apretaron el ritmo en la "subida' a Los Berros y el pelotón se desperdigó en mil pedazos. Las pinchaduras y algunas rodadas fueron mermando el número de ciclistas en el grupo grande. Y varios de los que perdieron rueda, no pudieron alcanzar más, como le ocurrió a Nicolás Naranjo (AVF) que tuvo una tarde llena de infortunios mecánicos y perdió mucho tiempo, despidiéndose de sus aspiraciones. 


Pedro González (MPO) y el riojano Federico López (Shania) fueron los dos que abrieron una brecha saliendo de la localidad calera. Metros más abajo, al llegar a Cañada Honda se había conformado un grupo de nueve líderes. A los dos ya citados se le plegaron Mauricio Muller y Gastón Javier (SEP), Francisco Monte (Mardan), Román Mastrángelo (SAT), Franco López (AVF) y sus compañeros, Gabriel Juárez (MPO) y Juan Molina (SHA). Ingresaron a los últimos 30 kilómetros con 1m33s de ventaja. 


Cuando dejaron Cochagual Norte, se encendieron la luces de alarma en el pelotón y los compañeros de Rosas (SAT) cerraron la escalera y las distancias se fueron esfumando de manera notoria. Todo parecía indicar que otra vez habría embalaje masivo, con el público disfrutando de una trenzada a casi 70 kilómetros horarios en pleno corazón de Media Agua. 


La gente que se resguardaba del sol en la generosa sombra de los árboles de la plaza, se acercó a las vallas para no perder detalle de la lucha por el primer puesto. Y cuando se saboreaban pensando en un momento de alto voltaje emotivo, por culpa de un señor ciclista, que supo leer la carrera y actuar en consecuencia, debieron conformarse con polemizar quien había sido segundo, si Escuela o Rosas, porque Moyano los madrugó a todos. 
 

El hombre del día

“Sirve para sacarnos la mufa”


Enzo Josué Moyano
Ganador de la etapa
Mun. de Pocito

-¿Qué valor tiene esta victoria?


-Inmenso. Creo que merecíamos una alegría. Veníamos haciendo bien las cosas, pero no se daban los resultados. Sirve para sacarnos la mufa y poder regalarle a Fabio Aballay (intendente de Pocito) una satisfacción.


-¿Cómo fue el embalaje teniendo en cuenta que no sos un velocista?


-Tenía que atacar largo para exigir a los embaladores a un esfuerzo extra. Lo hice y por fortuna se me dio’.


-¿Pensabas que sería una etapa tan dura?


-Sí sabíamos que era un trazado complicado para cualquiera que debíamos tener gente siempre arriba. Primero apostamos a Gabriel (Juárez) y Pedro (González), pero cuando los neutralizaron, cambiamos la táctica. Por fortuna nos salió bien.


-¿Qué puede pasar en lo que resta?


-Esta es una carrera con un alto nivel de competencia y puede pasar de todo. La etapa de mañana, (por hoy) a la Difunta es muy larga y exigente.

 

Momentos de la carrera

La primera escapada
Antes de que se cumpliera el primer kilómetro de carrera un par de ciclistas logró abrir un hueco. El riojano Daniel Lucero (M. Rawson) y el sanjuanino Franco Luna (Team Vivo) llegaron a tener 1m30s de ventaja y se repartieron los 3 y 2 segundos de la primera meta bonificada. Acapararon micrófonos y cámaras casi por una hora hasta que los neutralizaron.
Postal de la jornada
Un pelotón transitando la Ruta 153, cerca de la intersección con la Ruta 20 y un agricultor mediagüino ofreciendo el producto de su trabajo anual, los melones. Justamente con la fruta que hizo famoso al Departamento se agasajó a los cinco primeros de la etapa. En el acto de premiación realizado en el municipio hubo melones para todos, incluida la prensa que cubre el Giro.