Racing Club decidió volver a cerrarle las puertas del estadio Juan Domingo Perón a los hinchas visitantes luego de los destrozos que hubo en los baños del sector visitante del Cilindro y en varios autos estacionados en las inmediaciones. Así lo hizo saber hoy la Comisión Directiva del club en un comunicado publicado en su web oficial un día después de haber recibido a Lanús.

 

 

Tras lamentar los "hechos violentos y de vandalismo" ocurridos en el estadio, la Comisión Directiva señaló la "institución siempre ha demostrado buena voluntad para darle espacio al público visitante, pero entendemos que aún no están dadas las condiciones para hacerlo".

 

"Por tal motivo, suspenderemos al público visitante hasta que no esté garantizada la seguridad de nuestros socios y simpatizantes", agregó el parte.

 

 

El presidente de Racing, Víctor Blanco, se había manifestado optimista por tener otra vez visitante, apostando a la buena relación entre ambos clubes, y hasta se esperanzó en que el Granate permita el ingreso de hinchas visitantes. Pero con el correr de la tarde se complicó primero hubo algún enfrentamiento entre hinchas y luego hubo autos apedreados con los vidrios destruidos y también hubo rotura en los baños del sector visitante.