Al frente. Lautaro Martínez, autor del segundo gol de la Academia, se lleva la pelota ante la marca de Cristian Trombetta. Quilmes ganaba bien pero Racing dio el golpe y terminó ganando.  <

/figcaption>

 


Buenos Aires, DyN
Racing Club se recuperó ayer de un primer tiempo muy desfavorable, logró su segunda victoria consecutiva, en la ocasión ante Quilmes por 3-2 en el Estadio Centenario, y se acercó a los animadores del torneo.


El resultado final fue un mazazo para el equipo de Grelak, que venía de sufrir una goleada en cancha de San Lorenzo, acumuló cuatro caídas al hilo y lucha por la permanencia.
Quilmes salió decidido a anotar. A los 7’, Matías Pérez Acuña envió un centro que Andrada redirigió de cabeza en el corazón del área al gol. Antes del descanso, a los 40, Alvarez le pegó un codazo en el rostro a Ramírez, el árbitro Paletta sancionó penal y le mostró la tarjeta roja. Andrada lo cambió por el 2-0.


El desarrollo se tornaba de pronto muy favorable para el local, pero 5’ después de la reanudación Andrada tocó el balón con la mano en las inmediaciones del área de Quilmes y Bou acortó la distancia en el tanteador ejecutando el tiro libre por debajo del salto de la barrera.


El anfitrión quedó conmovido, La Pantera insistió a los 15’ con un centro rasante desde la izquierda y Martínez definió de primera para clavarla abajo y a la derecha de Rigamonti.


El DT Cocca hizo bien los cambios y en el tramo final pesó más el coraje y la mayor ambición de Racing, así como la gravitación de sus figuras. A los 40’, Acuña desbordó y tiró el centro de la muerte para la arremetida del juvenil Cuadra, quien se llenó la boca con el gol del triunfo.