A cara e’perro fue el esfuerzo supremo de los pedalistas en la avenida principal de 9 de Julio. Laureano Rosas logró doblegar sobre el final a Mauro Richeze y se quedó con una etapa en la que se anduvo muy fuerte, al ritmo que marcó el pelotón.

 

Encendiendo los turbos que tiene en sus piernas para el asalto final a la meta, Laureano Rosas (Sindicato Argentino de la Televisión) logró la victoria en la primera etapa del Giro del Sol y desbancó del comando de la clasificación general al equipo de la Agrupación Virgen de Fátima que había conseguido la malla líder (la vistió Luciano Montivero) en la contrarreloj por equipos, realizada antenoche. El ganador de las tres últimas ediciones de la Vuelta a San Juan empleó 2h25m28s para cubrir los 113,5 kilómetros del parcial que cruzó Santa Lucía, visitó 25 de Mayo y culminó en 9 de Julio. Mauro Richeze y Ricardo Escuela (AVF) lo escoltaron.


El ciclista nacido hace 26 años en Las Flores mostró sus intenciones de victoria desde la apertura misma de la carrera al imponerse en la primera, de las tres, metas bonificadas desarrolladas en el tramo. Cuando recién se llevaban 19 kilómetros en el paso de ida por la plaza de 9 de Julio, Rosas batió a Gerardo Tivani (Municipalidad de Pocito). Y, como los segundos que otorgan los sprint intermedios cotizan en oro, pasó a liderar, por entonces momentáneamente, la clasificación general.


El desarrollo de la carrera fue el típico de una prueba donde hay que correr varios días consecutivos. Si bien se rodó siempre muy rápido, a razón de 45 kilómetros horarios, no hubo tantos intentos de fuga. Si existió una gran preocupación de la mayoría de los equipos que buscan pelear la general en no perder efectivos que pueden ser muy útiles para la causa en las jornadas que restan. 


Como el pelotón es numeroso se sucedieron varias rodadas, la mayoría sin consecuencias físicas mayores para los pedalistas, pero si con inconvenientes mecánicos que los obligaron a cambiar materiales o, incluso, intercambiar máquinas con alguno de sus compañeros. Nicolás Naranjo (AVF) y Nicolás Tivani (Fundación Hijo del Viento), son algunos de los ejemplos.


La primera rodada importante tuvo lugar en el ingreso al Acceso Este, casi en el mismo instante que culminaba el tren controlado. Un pedalista tocó uno de los separadores plásticos de ruta que delimitan las distintas vías y se cayó, varios de los que viajaban muy despacio, pero apretados, se fueron al piso y debieron recurrir a sus auxilios para ‘acomodar’ sus bicicletas. Como, aproximadamente 20 pedalistas, perdieron la vertical, el comisario general, Jorge Quiroga frenó el ritmo de carrera hasta que se incorporaron todos los corredores afectados por la rodada masiva.


De ahí en más, hasta el final los escarceos que hubo no tuvieron peso específico, como para otorgarle algo de emoción a la carrera. Los equipos grandes controlaban la cabeza del pelotón y a nadie le sobraba energía como para intentar una aventura cuyo destino estaba marcado antes de nacer. Se mantuvieron las características de etapa llana, con pelotón compacto.


La primera meta volante bonificada, que ganó Rosas, fue el primer de los pocos momentos de emoción. Al salir de 25 de Mayo, donde se produjo un accidente, por fortuna sin consecuencias físicas de gravedad, en el que se vio afectado el equipo de la radio-moto 2 de Radio La Voz, fue cuando se produjo otra alternativa para resaltar, porque un pelotón de 40 corredores sacó diferencias. En el interín, Mauro Richeze había recuperado la malla de líder para el equipo piquetero, al ganar la meta bonificada en Santa Rosa.


Dos hombres del SEP-San Juan, Mauricio Muller y Emiliano Ibarra, intentaron lo que parecía imposible. Armaron una fuga y su coraje fue premiado con los 3 y 2 segundos, respectivamente, del último embalaje intermedio. Sus ganas, emocionaron a muchos, pero quedaron en el intento porque un pelotón de medio centenar de corredores los neutralizó faltando menos de diez kilómetros.


Allí en el medio giro que restaba al circuito, cuya extensión se cubrió en tres ocasiones y fracción, comenzó otra carrera. La de Laureano Rosas y el equipo de la Agrupación Virgen de Fátima. El florense marcó la rueda de Escuela y con gran capacidad se despegó de ella para atacar y superar a Mauro Richeze, quien hasta cinco metros finales parecía quedarse con la gloria.
 

Ganador contento: ‘Me sentía muy bien y fuerte’


Laureano Rosas Sind. Arg. de la Televisión

- ¿Cómo se vive este triunfo?

- ‘Con una gran alegría porque yo tuve buenas sensaciones desde la primera meta bonificada y con el equipo trabajamos para llegar a una llegada masiva porque me sentía muy bien y fuerte y pensaba que podía lograr la victoria.


- ¿Cuál es su valor pensando en la Vuelta?


- ‘Si es un envión anímico que indica que estamos en el buen camino. Gratifica ver el resultado positivo de todo el trabajo anterior .


- ¿Qué sientes al volver a San Juan?


- ‘Me hizo muy feliz reencontrarme con mucha gente que me brindó su cariño y eso sirve para aliviar el dolor que aún está fresco por lo ocurrido hace cinco meses con Elías (Pereira, fallecido trágicamente el 20 de julio). ‘Quiero retribuir ese afecto dando todo por el espectáculo que es lo que el público se merece’.
 

La Postal.
Enero en San Juan, el sol iluminando al pelotón que transita la ruta y un racimo de uva próximo a ser cosechado. Todo se integra en una fiesta de color, calor y sabor.

 

El principio del final
Laureano Rosas impone su punta de velocidad sobre Gerardo Tivani en la primera de las tres metas bonificadas. El ciclista del Sindicato Argentino de la Televisión comenzó a edificar su victoria en el sprint intermedio. Lo escoltó el pocitano Gerardo Tivani (Municipalidad de Pocito), tercero fue el cordobés Darío Álvarez (SEP-San Juan).
El susto de la etapa
El pelotón transitaba por Ruta 155 rumbo a 9 de Julio y el conductor de un auto realizó una mala maniobra que provocó la rodada de los integrantes de la radio-moto 2 de Radio La Voz: Carlos Mangüe (relator) y Marcelo Trigo (piloto). ‘Están bien. Por fortuna sólo sufrieron politraumatismo’, contó Néstor Cano, jefe de Deportes de la emisora.
 


Hoy corren una etapa traicionera



La segunda jornada del 15to Giro del Sol tendrá epicentro en Sarmiento. La carrera que comenzará y culminará en la Villa de Media Agua, tendrá una visita a Los Berros. Ir hasta el distrito calero, por excelencia, siempre supone una aventura de final incierto. Esos 20 kilómetros de permanente falso plano endurecen las piernas del más pintado. Y aquel al que le flaquee el físico en la subida le costará horrores ‘redondear’ el fuerte pedaleo que se imprime en el descenso. Si bien es cierto la carrera no culminará directamente en la ciudad cabecera, porque se dará un giro a un trazado plano que lleva hasta Cochagual y pasa por la Colonia Fiscal; las distancias que se consigan, de atomizarse el pelotón, pueden ser cruciales para una definición de grupo pequeño.