Control. El delantero de Vélez, Mauro Zárate, acomoda el balón ante la marca del zaguero de San Lorenzo. El punta anotó la apertura del marcador en Liniers.

 

Vélez igualó anoche con San Lorenzo 2 a 2, por la 23ra fecha de la Superliga, salvó la categoría y condenó a Chacarita Juniors a jugar la próxima temporada en la Primera B Nacional. Sin dudas un final más que anunciado para el equipo Funebrero, tal cual ocurrió hace ocho años en su también primera y única temporada en la elite del fútbol nacional.

Mauro Zárate (29m.PT) abrió el marcador para Vélez, San Lorenzo lo dio vuelta con goles de Nahuel Barrios (24m.ST) y Nicolás Reniero (34m.ST), y Matías Vargas (43m.ST) puso el empate definitivo.

El partido se jugó en el estadio José Amalfitani, en el barrio porteño de Liniers, y fue arbitrado por Fernando Espinoza.

En un inicio de ida y vuelta la primera jugada de peligro fue para Vélez, con un centro desde la izquierda de Nicolás Domínguez parta el cabezazo de Zárate por arriba del travesaño.

San Lorenzo respondió con un centro de Franco Moyano por la izquierda que no llegaron a interceptar Nicolás Blandi ni Paulo Díaz.

Vélez buscó progresar por izquierda, con Francisco Ortega y Matías Vargas, aunque este estuvo bien controlado por Díaz, y la movilidad de Zárate; en tanto que San Lorenzo intentó el contraataque con Nahuel Barrios y Robert Piris Da Motta, y con Gabriel Gudiño por derecha.

No obstante fue mejor el local, que llegó con un tiro de esquina por la izquierda de Zárate que no pudo llegar a cabecear Vargas, sin marca, y con una media vuelta de Rodrigo Salinas que atajó Nicolás Navarro.

Hasta que a los 29m. Vargas asistió a Zárate, quien le ganó en la marca a Díaz y definió con un zurdazo.

Poco antes del final el propio Zárate habilitó a Ortega y el centro de este fue conectado por Salinas de "media chilena" pero el envío fue rechazado con esfuerzo por Navarro.

En el complemento salió mejor San Lorenzo, que lo tuvo al minuto con un cabezazo de Marcos Senesi apenas desviado, con una media vuelta de Blandi que atajó César Rigamonti en dos tiempos, con un cabezazo de Gudiño en el travesaño y con un remate de Barrios en el palo.

La insistencia tuvo su premio: a los 24m. Barrios aprovechó un error de Rigamonti y tras un centro bajo de Botta y definió sin oposición.

Y a los 34m. San Lorenzo lo dio vuelta con un remate cruzado el ingresado Reniero, pese al esfuerzo de Rigamonti, que alcanzó a tocar la pelota pero no pudo torcer del todo la trayectoria. Claro que ya en la agonía de partido, apareció la gran figura que tiene el actual Vélez, el "Monito" Vargas y puso la pierna para establecer la paridad final. Con este empate, quedó la sensación inmensa de bronca por parte de todo San Lorenzo, que incluso generó la molestia de su técnico, Claudio Biaggio, con algunos plateístas locales.

Mientras que del lado anfitrión, se trató de un nuevo empate que deja a Vélez a salvo de la categoría pero sabiendo que en la próxima temporada tendrá mucho camino por recorrer buscando tener oxigeno.

 


Molesto

 

El capitán de San Lorenzo, Nicolás Blandi, afirmó luego del empate que "nos vamos con mucha bronca por el resultado final. Se hizo un comienzo de partido realmente muy bueno y ahí pudimos sacar una ventaja, que luego no aprovechamos. Igual, el empate es importante para seguir sumando".