Festejo. La alegría de los jugadores del Manchester City es contagiosa. El sábado vencieron al Tottenham y ayer, al caer el United, lograron el título.

 

Inglaterra, EFE

El Manchester United perdió en Old Trafford contra el colista, el West Bromwich (0-1) y propició que el Manchester City, que el sábado ganó (3-1) en Wembley al Tottenham, se proclame campeón de la Premier, a falta de cuatro jornadas para el cierre.

El cuadro de Jose Mourinho se estrelló ante el West Bromwich, que no ganaba desde el pasado 13 de enero. Llevaba diez encuentros sin sumar los tres puntos.

Fue en el minuto 73 cuando Jay Rodriguez remató un saque de córner y batió a David De Gea. El United fue incapaz de reaccionar. Llevaba cuatro victorias seguidas el equipo de Mourinho, que fue sonrojado por el conjunto de Darren Moore, que queda ahora a nueve puntos de la permanencia.

El Manchester City sella el quinto título de la Premier League de su historia, el primero con el español Pep Guardiola como entrenador.

El equipo de camiseta celeste y al que denominan "Ciudadano", aventaja en dieciséis puntos al United a falta de cuatro encuentros por jugar. Los reds, además, ponen en peligro su segunda plaza. Solo un punto les separa del Liverpool, único representante inglés en la Liga de Campeones.