Feliz. Gordillo retornó al ciclismo después de tres años de inactividad. Está sin trabajo por eso el triunfo de ayer le sirve para olvidarse de eso, al menos por un rato. Se mostró feliz por la victoria.

 

Pedro Gordillo vive en el Médano de Oro en Rawson pero ayer en 9 de Julio tuvo su tarde soñada. El ciclista de 32 años contó la importancia de su victoria en categoría libres, primero por ser la primera en su regreso a la actividad y además, porque no tiene trabajo y adujo que el triunfo lo ayuda a despejarse de sus problemas. 


“La venia buscando a la etapa, hacia mucho que había dejado de correr y me preparé bien para buscar una etapa. Es un triunfo muy importante porque si bien antes había ganado en Libres nunca tuve la oportunidad de ponerme la camiseta de líder de la Vuelta, así que es muy especial”, contó el hombre que retornó a la actividad después de tres años. Sobre cómo se dio el triunfo en el final, el medanero expresó: “Me pegué junto a Diego Tivani pero no podía cambiar el aire así que venia a rueda de él, se que está molesto conmigo porque embalé pero las ansias de ganar y esa adrenalina me llevaron a eso, ya hablaré con él”, expresó. 


“Hoy en día estoy sin trabajo, tenemos un almacén chiquito en casa y con eso nos rebuscamos. Mi esposa no vino hoy porque tiene que atender el negocio. Si volví al ciclismo es porque me gusta y porque me sirve para despejarme. Ojalá pueda seguir por este camino en esta linda Vuelta”, contó el oriundo del Médano de Oro que esta tarde cuando se calce la malla líder habrá cumplido un sueño.