Gabriel Carabajal. El volante que llegó el año pasado a San Martín proveniente de Godoy Cruz no fue titular en los dos últimos partidos: ante Olimpo y Lanús.

Lejos quedó el sistema ultraofensivo que caracteriza al entrenador verdinegro Gastón Coyette luego de la práctica de ayer, en la que paró al equipo que mañana disputará en Mendoza, a las 21.15, el clásico de Cuyo ante Godoy Cruz abriendo al 25ta fecha de la Superliga, dado que introdujo dos variantes dejando fuera de la alineación titular a los delanteros Pablo Magnín y Facundo Barcelo, para apostar por los volantes Matías Fissore y Gabriel Carabajal.

Cambió nombres y modificó sistema. Del 4-3-3 que paró en el empate ante Lanús (1-1), pasará al 4-4-2 para visitar al Tomba en el estadio Malvinas Argentinas, con el arbitraje de Germán Delfino. Lo que lleva a una propuesta más combativa y de recuperación, buscando que la tenencia de pelota sea su arma de juego y apostando por el solitario Claudio Spinelli en la ofensiva, para aprovechar su gran momento goleador.

Matías Fissore volverá a ser titular luego de más de un año, ya que las lesiones le impidieron estar en óptimas condiciones y recién reapareció en la fecha pasada ante el Granate jugando los últimos 21 minutos del complemento. Mientras que Carabajal, quien antes de llegar a la vida de San Martín jugó en Godoy Cruz, regresará al equipo tras dos fechas.

Matías Fissore. El mediocampista central, cuya marca pegajosa y rápida recuperación de pelota es su sello, volverá a la titularidad tras más de un año.

En consecuencia y a la espera que el "Gato" Coyette confirme la alineación que mañana disputará en Mendoza el clásico cuyano número 44, San Martín formaría con: Luis Ardente; Gonzalo Prósperi, Matías Escudero, Leandro Vega, Luis Olivera; Álvaro Fernández, Marcos Gelabert, Fissore, Claudio Mosca; Carabajal, Spinelli.

Ante Lanús, con el sistema de tres volantes y tres atacantes, el rendimiento fue óptimo hasta los 25 minutos del parcial inicial, que fue cuando marcó el gol. No obstante, después el equipo perdió la pelota y careció de nombres con capacidad de recuperación, como sí lo es Fissore. Mientras que Carabajal será el nexo entre los mediocampistas y Spinelli para generar peligro.

El plantel verdinegro entrenará hoy por la mañana en el club, almorzará y luego viajará a Mendoza.



Mucho habrá en juego en el clásico, porque el Tomba marcha segundo en el torneo a 6 puntos de Boca (con 3 fechas por disputarse) y se ilusiona con arrebatarle el campeonato, pero para eso sólo le sirve ganarle al Verdinegro. Es que una derrota o empate le dejará abierta la posibilidad al Xeneize de consagrarse el domingo.

Mientras que para San Martín, lejos de ese sueño de clasificarse a la Copa Sudamericana y que en algún momento parecía factible, se juega el último "gran" objetivo del semestre y que además es vital la victoria para engrosar el promedio, ya que el próximo certamen lo iniciará entre los conjuntos con peores porcentajes.

Godoy Cruz: una duda en el ataque


El técnico de Godoy Cruz, Diego Dabove, mantiene una duda en la ofensiva, para definir el equipo titular que recibirá mañana a San Martín. El plantel Bodeguero realizó una nueva práctica en el predio de Alto Rendimiento de Coquimbito donde el entrenador aún no terminó de confirmar los titulares. La duda pasa por definir quién se desempeñará junto al uruguayo Santiago "Morro" García, en el tándem de ataque.

Se espera la reaparición de Juan Garro, ausente ante Banfield por un golpe en el bíceps femoral de la pierna derecha, en reemplazo del delantero cordobés Victorio Ramis, quien convirtió el gol del empate ante el Taladro. Sin embargo Garro arrastra una fascitis plantar, por lo que su presencia es una incógnita.

El posible equipo: Leonardo Burián; Luciano Abecasis, Diego Viera, Tomás Cardona y Fabrizio Angileri; Ángel González, Juan Andrada, Jalil Elías y Guillermo Fernández; Ramis o Garro y Santiago García.