La lluvia y el frío le impidieron a Alberto Ontiveros recorrer un poco más en el día de descanso del Dakar la ciudad de La Paz, que le causó una muy buena impresión.

Aguardando por la reunión de pilotos de la noche para interiorizarse de la etapa de hoy, el sanjuanino que está en carrera para completar su cuarto Dakar consecutivo reconoció que “se me hizo muy larga la primera semana. Venimos del calor extremo que hubo primero en Paraguay y luego en Argentina, para pasar al frío y la lluvia que sentimos desde que estamos en Bolivia. Y eso fue complicado”.

-¿Cuáles son las sensaciones de tu carrera?

-Mi Dakar en particular viene bien, dentro de nuestros planes. No estaba previsto haber perdido tanto rendimiento con la moto en la altura. Hemos trabajado con el equipo y la hemos mejorado un poco, no al nivel que hubiésemos esperado, pero rindió mejor.

-¿Y vos, físicamente?

-Personalmente me siento bien, vengo cuidándome. Ahora nos espera una segunda semana en la que vamos a dejar todo para avanzar en el clasificador. Cuando lleguemos a Argentina, me sentiré mejor porque será regresar a lugares que son conocidos. Dentro de nuestro plan de carrera venimos bien.

Lo principal es que no nos hemos golpeado ni tuvimos ningún inconveniente grave. Espero que ahora el clima nos permita competir los dos días que quedan en Bolivia, aunque lo veo difícil porque la lluvia no cesó.

-El objetivo final es arribar a Buenos Aires. ¿Hay otro previo?

-Sí, estoy concentrado con el próximo objetivo que es llegar a San Juan, como agradecimiento a mi familia y a los anunciantes, como el Gobierno de San Juan, Telesol, Becher logística, Moto Lucero, Seralicó, Savino Pignatari, Bed Store, San Juan Car, a mis mecánicos y a todos que nos están apoyando para poder seguir avanzando.

-Es tu cuarto Dakar, ¿qué tuvo de novedad esta edición hasta ahora?

-Lo que más me sorprendió fue La Paz, una ciudad muy linda construida entre los cerros.

Es una vista que no estamos acostumbrados. Y no deja de llamarme la atención el compañerismo entre los pilotos, porque nos hemos ayudado entre todos.

En los momentos complicados por el frío y la lluvia pudimos darnos una mano para poder salir adelante.

 

 


