Despliegue. Hasta personal de Precursores Químicos de la Nación participó en el operativo. Se secuestró una gran cantidad de sustancias y hubo un detenido.

 

 

Una denuncia por los continuos derrames de líquidos químicos a la vía pública encendió la investigación. Y a las 11 de ayer un allanamiento de la Agencia Regional Cuyo de la Policía Federal en ese local de fabricación y venta de artículos de limpieza de Avenida España 3712 Sur, en Rawson, dejó al descubierto que el propietario no contaba con ciertas habilitaciones para tener determinados químicos y Maximiliano Ruiz (el local lleva su mismo nombre) quedó detenido. Los pesquisas secuestraron 5.025 kilos de soda cáustica en perlas, 195 kilos de carbonato de sodio y 260 litros de ácido clorhídrico, sustancia que comúnmente se utiliza para la fabricación de cocaína, pero que en este caso no era utilizada para ese fin, dijeron fuentes policiales. Según los voceros, Ruiz tampoco contaba con las medidas necesarias para evitar que esas sustancias dañen el medio ambiente.