El brutal crimen de Yamila Pérez sigue conmoviendo a San Juan. Esta tarde, en una marcha convocada en Plaza 25 de Mayo para pedir Justicia, la representante de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina en la provincia aseguró que este hecho no está vinculado a la prostitución, al tiempo que lamentó lo ocurrido. 

 

"Es terrible lo que ha pasado, creo que esto es algo grave para toda la sociedad, no sólo para las trabajadoras sexuales. La han matado de una forma tremenda. La descuartizaron, la tiraron como a un perro. El por qué, quién, cómo y dónde lo tiene que decir la Justicia", aseguró Mónica Lencina. "Miedo siempre hay, pero ahora tenemos más cuidado. Ella estaba demasiado sola, le faltaba gente a su alrededor", agregó.

 

Lencina negó que el asesinato esté relacionado con el trabajo que realizaba Yamila. "Si hay maldad en la gente, esto le puede suceder a cualquiera, no creo que sea por la prostitución, porque cuando hay maldad, lo van a hacer a cualquiera. Yo espero que nunca más pase algo así", sostuvo.

 

La mujer señaló que desde que se conoció la identidad de la víctima, estuve con los familiares e incluso participó del sepelio. "Hay que respetar el dolor, no pregunté qué creen que pasó, no me corresponde. Pedimos justicia, que la policía no deje de investigar, que el asesino vaya preso. Esto le puede pasar a cualquiera", manifestó y concluyó aseguró que no conoce a los detenidos.

 

El cuerpo de la joven, de 25 años, apareció en un baldío de El Mogote, sin brazos ni rostro. Una de las hipótesis que se maneja sería una supuesta venganza ordenada desde la cárcel de Chimbas, por haber delatado un operativo que, en su momento, diciembre de 2016, representó un récord en el hallazgo de drogas (60 kg de marihuana y 1 de cocaína) y cantidad de detenidos: 17.