Traslado. La Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia movilizó una combi para trasladar a los cinco menores y a las dos chicas rescatadas.


 

La Policía Federal allanó ayer en la madrugada tres viviendas de Pocito y rescató a cinco menores y dos chicas que aparentemente era abusados sexualmente y obligados a prostituirse por sus propios parientes. Al menos eso es lo que investigan en los juzgados federales a raíz de una denuncia, que terminó también con la detención de ocho personas adultas, todos integrantes de una misma familia, informaron fuentes del caso.


Los allanamientos se hicieron con el apoyo del personal de la Dirección de la Niñez, Adolescente y Familia, dependiente de Desarrollo Humano, que trasladó y puso en resguardo a esos menores de entre 15 y 17 años, como así también a una joven de 19 años y una chica discapacitada de 20, señalaron. Si bien no se conocieron detalles debido a lo delicado del tema, y para proteger a las víctimas, se señaló que investigan un posible caso de trata de personas dado que existe la sospecha de que no sólo podría haber abusos sexuales, sino que se promocionaba la prostitución. Por otro lado, también abrieron una causa por la ley de estupefacientes, en razón de que en los procedimientos encontraron algunos gramos de cocaína.

Dijeron que existe una denuncia por presuntos abusos y promoción de la prostitución


Más de una treintena de policías de la Delegación San Juan y la Agencia Regional Cuyo de la Policía Federal realizaron los allanamientos de forma simultánea en un domicilio del Barrio Teresa de Calcuta y en otras dos viviendas del Lote Hogar 12, en Pocito. En ese marco, además de retirar a las presuntas víctimas, los uniformados detuvieron a ocho personas adultas. Todos serían familiares, afirmaron fuentes del caso.


Los operativos se iniciaron a la 1 de la madrugada de ayer y se extendió hasta las 5.