VÍCTIMA. Matías Carena (28) pensaba regresar ayer después de 10 días de vacaciones. Una pelea en un local con brasileños acabó con su vida.


Un turista de 28 años, jugador en el ascenso del futsal argentino, murió ayer a causa de los golpes que recibió durante una pelea a la salida de un local nocturno del barrio Ipanema, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, informó Télam citando fuentes policiales y del Consulado.


La víctima fue Matías Sebastián Carena (28), quien la temporada pasada había integrado el equipo GEVS de la Tercera División del fútbol de salón y este año se incorporó al Círculo Unidos Gon de la categoría ‘D‘.
Ambos equipos son de la Capital Federal, de donde la víctima también era oriunda.


Según las fuentes, Carena se encontraba de vacaciones desde el 18 de marzo último, junto a 10 amigos en Río de Janeiro y tenía previsto regresar ayer a la Argentina.


La noche del sábado, el joven y otros cuatro amigos de su grupo fueron al bar y restaurante ‘Barzín‘, en el corazón de Ipanema, a unos 100 metros del reconocido bar ‘Garota de Ipanema‘ y a 200 de la playa, un barrio del alto poder adquisitivo y tranquilo.


De acuerdo a los datos recabados por personal de la División Homicidios de la Policía local, durante la madrugada se originó una pelea dentro del local nocturno entre el grupo de Carena y unos brasileños, la cual continuó en la vereda.


En la riña, la víctima cayó y su cabeza golpeó contra un macetero, tras lo cual fue agredido en el piso con unas muletas que llevaba uno de los brasileños que luego de la agresión escaparon del lugar del hecho, dijeron los informantes.


Matías fue trasladado a un hospital, pero llegó muerto antes de recibir atención médica. Ayer analizaban cámaras de seguridad para dar con sus atacantes.

 

La mujer baleada

El crimen de Carena ocurrió un día después de la muerte de otra turista argentina en Brasil: Natalia Cappetti, baleada durante el Carnaval cuando por error entró en un auto a una fabela de Río de Janeiro.


La mujer de 42 años y oriunda de la localidad santafesina de Arroyo Seco, estaba internada desde el 27 de febrero pasado en un hospital, donde falleció a raíz de una herida de bala en la espalda que le afectó un riñón y el duodeno.