Detenido. Lucas Gómez, el padrastro de Florencia, fue detenido ayer por la Policía puntana en su casa.




Fue el último que estuvo con Florencia el miércoles último.

 

Florencia, una niña de 12 años que estaba desaparecida desde el miércoles en San Luis, apareció estrangulada y violada debajo de un puente de la localidad puntana de Saladillo. El caso conmociona a la vecina provincia, más todavía tras la detención del padrastro ayer en la mañana. El hombre fue el último que estuvo con la nena. La autopsia reveló que la nena ya venía siendo abusada.


Su nombre completo era Florencia Abril Di Marco, quien, según los resultados de la autopsia, fue asfixiada con una soga y luego arrojada sin vida al lugar donde fue encontrada el jueves a las 18.30, indicó Télam. El cadáver fue encontrado debajo del puente de la ruta 41, sobre el arroyo Saladillo, distante 55 kilómetros de la capital de San Luis.


El cadáver estaba boca abajo y a unos cinco metros profundidad respecto del nivel de la ruta. Sólo tenía una campera deportiva azul que le cubría el torso y una media. El forense Ricardo Torres informó ayer que la niña ‘sufrió una muerte por asfixia por estrangulamiento, con violencia, y presentaba signos de abusos previos de larga data. ‘Las muestras en el cuerpo de la niña revelan que sufrió un verdadero calvario y que fue sometida reiteradamente‘, sostuvo el profesional, quien agregó que la víctima ‘tiene impronta de ataduras en las manos que son de lazo, a la altura de las muñecas, lo que permite pensar que puede haber actuado más de una persona‘. Otro dato es que llevaba entre 30 y 32 horas de fallecida y que la estrangularon con un lazo.


La niña era intensamente buscada desde el pasado miércoles a la mañana, luego de que su padrastro, Lucas Gómez, denunciara su desaparición. El hombre dijo que la última vez que la vio fue cuando la dejó en la Escuela N° 313 Rosario M. Simón, donde cursaba sexto grado. El estaba a cargo de la niña porque su pareja, y madre de Florencia, estaba internada en la Maternidad Provincial a raíz de que había dado a luz el martes último. La familia vive en el Bº Lucas Rodríguez de la capital provincial y hacía 9 meses que estaba radicada en San Luis. Todos son mendocinos. Gómez se mostró preocupado, hasta salió por los medios pidiendo ayuda y diciendo que no sabía que pensar porque Florencia ‘era muy cerrada‘ y estaba ‘todo el día con el teléfono, como todos los chicos.

Cientos de personas marcharon ayer en silencio por el centro de San Luis por el caso Florencia.

No sé qué creer, espero que se haya ido con alguien y esté bien‘. Él quedó complicado porque los docentes afirman que la niña nunca entró al establecimiento. Otro dato es que las cámaras de un peaje captaron a Gómez en su auto, cuando fue y volvió de Saladillo la madrugada del jueves, indicó El Diario de la República.